La importancia de la Vitamina A

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La vitamina A tiene múltiples funciones en el organismo, mantiene el funcionamiento y crecimiento celular, mantiene la integridad de la piel, mucosas y epitelios, ayuda en la función de la vista, se involucra en la producción de glóbulos rojos, la inmunidad y reproducción y la lactancia.

Las diferentes formas de la vitamina A incluyen Beta carotenos que se encuentran frutas y  vegetales, y vitamina A preformada (retinol, acido retinoico) en productos de origen animal. La vitamina A es un nutriente esencial que no puede ser sintetizado, por lo tanto debe ser consumido a través de la dieta.

Las cantidades de vitamina A contenidas en los alimentos como frutas y verduras son pequeñas, por lo que resulta difícil para un niño alcanzar los requerimientos diarios de Vitamina A consumiendo solo frutas y verduras. Asi los niños en hogares donde es difícil conseguir productos de origen animal como huevos y productos lácteos, tendrán la mayoría de las veces deficiencia de vitamina A.

La deficiencia de vitamina A predispone a enfermedades como Diarrea y enfermedades respiratorias, si a esto le sumamos que estos pacientes con deficiencia de vitamina A también cursan en la mayoría de las veces con desnutrición, esto lleva a un gran número de muertes en la infancia, principalmente en países en vías de desarrollo.

En una publicación de la revista British Medical Journal de Agosto del 2011 se incluyeron 17 estudios con 194,483 pacientes pediátricos menores de 5 años, donde se encontró que la suplementación con vitamina A redujo la mortalidad sobre todas las causas en un 24%, un 28% en casos de diarrea. Reduce la incidencia de casos de diarrea y rubeola, reduce la prevalencia de problemas de visión.

La vitamina A proviene de fuentes animales como huevos, carne, leche, queso, crema, el hígado, riñón y el aceite de hígado de bacalao (la mayoría de ellos también ricos en grasas saturadas y colesterol)

Las fuentes de betacaroteno: frutas color naranja y amarillo brillante como el melón, la toronja y duraznos. Los vegetales como las zanahorias, calabaza, camote, el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde.

Una adecuada ingesta de vitamina puede reducir la presencia de enfermedades como diarrea e infecciones respiratorias y su mortalidad asociada, si un niño no esta consumiendo la cantidad suficiente de vitamina A de su dieta, este debería recibir un suplemento de Vitamina A, esto es recomendado sobre todo en niños de países en vías de desarrollo donde la mortalidad por enfermedades diarreicas y respiratorias es elevada