Deficiencia de Hierro, Directrices de la Academia Americana de Pediatria

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La deficiencia de hierro es uno de los problemas más comunes entre los niños, pero con frecuencia no se detecta, y tiene implicaciones a largo plazo para la Salud y el Desarrollo de la Infancia y la conducta. La Academia Americana de Pediatría (AAP) establece las directrices para aumentar la ingesta de hierro en bebés y niños, y para mejorar los métodos de detección.

En la actualidad, por lo general los niños tienen un chequeo de hemoglobina entre 9 y 12 meses de edad, y de nuevo entre los 15 y 18 meses de edad. Pero la prueba no es perfecta, y pasa por alto muchos niños con deficiencia de hierro o anemia por deficiencia de hierro. Además, los niños que están debidamente identificados con la deficiencia de hierro no reciben un seguimiento en sus pruebas y tratamiento.
Ahora se sabe más sobre los efectos irreversibles a  largo plazo que puede tener la deficiencia de hierro en el desarrollo cognitivo de los niños y de comportamiento.

La deficiencia de hierro se ha reducido debido a la introducción de las fórmulas y alimentos fortificados con hierro para lactantes se introdujeron en la década de 1970, pero los estudios han encontrado que un 4% de los niños de 6 meses de edad y el 12% de 12 meses tienen deficiencia de hierro. Entre los niños de 1 a 3 años, la deficiencia de hierro ocurre en un 6.6% a 15.2%, depende de la etnia y el estatus socio-económico. Los recién nacidos prematuros, los bebés exclusivamente con leche materna, y los bebés en riesgo de discapacidades del desarrollo están en mayor riesgo.

Con la suplementación con hierro a todos los niños se podría reducir la deficiencia de hierro, pero este programa no tiene una adecuada difusión en la comunidad médica. No existe una  prueba aislada  represente adecuadamente el estado del hierro de un niño. En un informe, la AAP recomienda cuatro protocolos para la detección de la deficiencia de hierro y la anemia por deficiencia de hierro, incluyendo varias combinaciones de pruebas y protocolos de seguimiento.

El reporte también expone las recomendaciones para prevenir la deficiencia de hierro a través de la dieta. “Lo ideal sería prevenir la deficiencia de hierro y la anemia por deficiencia de hierro con una dieta y alimentos ricos en hierro”

Alimentar a los niños con carne, mariscos, legumbres y frutas ricas en hierro y verduras, así como cereales enriquecidos con hierro y frutas ricas en vitamina C, lo que ayuda a la absorción de hierro, puede ayudar a prevenir la deficiencia de hierro”

La AAP recomienda cantidades variables de hierro de acuerdo a la edad del niño:

• Los recién nacidos a término y sanos tienen suficiente hierro durante los primeros 4 meses de vida. Debido a que la leche materna humana contiene muy poco hierro, los bebés que consumen solo leche materna deberán ser complementados con hierro via oral a dosis de 1 miligramo por kilogramo de peso por día (1 mg/kg/dia) a partir de los  4 meses hasta que se introducen alimentos ricos en hierro complementarios (como cereal fortificado con hierro)

• Los bebés alimentados con fórmula con hierro reciben adecuadas cantidades de hierro. No debe ser la leche entera antes de 12 meses.

• Los lactantes de 6 a 12 meses necesitan 11 mg de hierro al día. Cuando los bebés reciben alimentos complementarios  la carne roja y verduras con alto contenido de hierro deben ser introducidas tempranamente. Suplementos de hierro líquido pueden ser utilizados si las necesidades de hierro no se alcanzan con la formula y alimentos complementarios.

• Los niños pequeños de 1 a 3 años necesitan 7 mg / día de hierro. Lo mejor es que provengan de los alimentos, como carnes rojas, vegetales ricos en hierro, y las frutas con vitamina C que mejoran la absorción del hierro. Los suplementos líquidos y masticables multivitamínicos También pueden ser utilizados.

Todos los recién nacidos prematuros deben recibir al menos 2 mg/kg de hierro por día hasta los 12 meses, esta cantidad de hierro se encuentra en las fórmulas enriquecidas con hierro. Los recién nacidos prematuros alimentados con leche materna deberán recibir un suplemento de hierro de 2 mg/kg/día a partir del mes de edad, y esto debe ser continuado hasta que el bebé inicie con fórmula fortificada con hierro o alimentos complementarios que suministren  la dosis de 2 mg/kg o de hierro.

A manera de ejemplo expongo 2 soluciones con Hierro ampliamente utilizadas en México:

FERRANINA solución gotas (Complejo polimaltosado férrico). Frasco gotero con 20 ml.

Donde cada gota contiene aproximadamente 2.5 mg de Hierro elemental, así por ejemplo si un bebé pesa 5 kg necesitará 10 mg de Hierro como suplemento es decir 4 gotas por día.

No confundir lo anterior cuando existe una deficiencia de hierro donde la dosis aumenta a 4 a 6 mg/kg/día de Hierro asi este mismo paciente de 5kg necesitaría 12 gotas aproximadamente.

FER-IN-SOL gotas (Sulfato ferroso) frasco gotero 15 ml.

En este caso 1 gotero=0.6 ml=20 gotas=15 mg de Hierro, así cada gota tendrá un aproximado de 0.75 mg de Hierro elemental, si un bebé pesa 5 kg, la dosis suplementaria deberá ser 14 gotas

 

De su fuente original en Inglés: http://www.healthychildren.org/English/news/pages/AAP-Offers-Guidance-to-Boost-Iron-Levels-in-Children.aspx

Las Redes Soaciales y los Niños, algunos beneficios, otras preocupaciones

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los pediatras estan añadiendo otra pregunta  a su lista de preguntas para las visitas con los pacientes en edad escolar y adolescentes: ¿Estás en Facebook? Reconociendo la importancia cada vez mayor de todo tipo de redes sociales en las vidas de sus pacientes jóvenes, los pediatras a menudo escuchamos de los padres que están preocupados por la participación de sus hijos con las redes sociales.

Para ayudar a enfrentar los muchos efectos, tanto positivos como negativos, que las  redes sociales tienen sobre los jóvenes y sus familias, la Academia Americana de Pediatría (AAP) ha emitido un nuevo informe clínico, “El Impacto del uso de las redes sociales  en niños, adolescentes y familias “en la edición de abril de Pediatrics. El informe ofrece antecedentes sobre las últimas investigaciones en esta área, y recomendaciones sobre cómo los pediatras, los padres y los jóvenes pueden navegar con éxito este nuevo modo de comunicación.

“Para algunos adolescentes y preadolescentes, los medios de comunicación social es la principal forma en que interactúan socialmente, en vez de en el centro comercial o la casa de un amigo,” dijo Gwenn O’Keeffe, MD, FAAP, co-autor del informe clínico. “Una gran parte del desarrollo social y emocional de esta generación que está ocurriendo al mismo tiempo en Internet y en teléfonos celulares. Los padres necesitan entender estas tecnologías para que puedan relacionarse con el mundo de sus hijos en línea – y se sientan comodos en ese mundo ”

De acuerdo con un sondeo a partir de agosto de 2009, el 22 por ciento de los adolescentes se conectan a  su red social favorita más de 10 veces al día, y más de la mitad de los adolescentesse conecta a una red social más de una vez al día. Setenta y cinco por ciento de los adolescentes tienen su propio teléfono móvil, y 25 por ciento lon utiliza para redes socialesl, el 54 por ciento para enviar mensajes de texto, y 24 por ciento para la mensajería instantánea.

Las nuevas directrices de la AAP incluyen recomendaciones para los pediatras para ayudar a las familias a navegar el panorama de las redes socialesl, incluyendo:

Sexting

* Informar a los padres a hablar con los niños, niñas y adolescentes sobre su uso en línea y las cuestiones específicas que los niños en línea de hoy se enfrentan, tales como el acoso cibernético, “sexting”, y la dificultad de la gestión de su tiempo.
* Informar a los padres a trabajar en su participación en sus casas al mantenerse mejor informados  acerca de las muchas tecnologías que sus hijos están usando.
* Hable con las familias la necesidad de un plan familiar del uso de internet, con un énfasis en la ciudadanía y el comportamiento saludable.
* Hable con los padres la importancia de supervisar las actividades en línea a través de la participación activa y la comunicación, no sólo a través de software de monitoreo.

El informe de la AAP describe los efectos positivos de las redes soaciales. La participación en las redes sociales  y las comunidades en línea pueden mejorar la comunicación, facilitar la interacción social y contribuir al desarrollo de habilidades técnicas. Estos pueden ayudar a los preadolescentes y adolescentes descubrir oportunidades de participar en la comunidad como voluntarios, y pueden ayudar a los jóvenes a formar su sentido de identidad. Estas herramientas también pueden ser complementos útiles para (y en algunos casos sustituyendo a)  los métodos de aprendizaje tradicionales en el aula.

Pero debido a que los preadolescentes y los adolescentes tienen una capacidad limitada para la auto-regulación y son susceptibles a la presión de los compañeros, están en cierto riesgo, conforme  participan y experimentan con las redes sociales, según el informe. Pueden encontrarse en  sitios y  situaciones que no son apropiados para la edad, y la investigación sugiere que el contenido de algunos sitios de redes soaciales pueden influir en los jóvenes a participar en comportamientos riesgosos, ademas de  proporcionar espacios para el acoso cibernético y “sexting”, entre otros peligros.

“Algunos jóvenes encuentran el señuelo de las redes sociales difícil de resistir, lo cual puede interferir con la tarea, el sueño y la actividad física”, dijo el doctor O’Keeffe. “Los padres necesitan entender cómo su hijo está usando las redes sociales para que puedan establecer los límites adecuados.”

Los padres también deben educar a sus hijos acerca de las maneras en que las redes sociales  pueden capturar información personal sobre los usuarios, el Dr. O’Keefe, dijo. Los jóvenes pueden dañar su reputación y la seguridad mediante la publicación de información personal e inapropiada. E información sobre los sitios que visita puede ser capturada y utilizada para mandarle publicidad.

El informe incluye un enlace a consejos para padres, “Hablando con los niños y adolescentes sobre Medios de Comunicación Social y Sexting”.

Nota del Editor: La AAP ofrece recursos adicionales sobre la seguridad en línea para niños y adolescentes, incluyendo su seguridad en Internet del sitio en http://safetynet.aap.org y www.healthychildren.org.

La Academia Americana de Pediatría es una organización de 60,000 pediatras de cuidado primario, subespecialistas pediátricos y especialistas quirúrgicos de pediatría dedicados a la salud, la seguridad y el bienestar de los infantes, niños, adolescentes y adultos jóvenes.

Fuente original en la AAP

Por cierto no se olviden seguirnos por:

Los niños no deben consumir bebidas energéticas, y rara vez necesitan bebidas deportivas, AAP

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No bebidas deportivas en Niños

Las bebidas deportivas y energéticas están muy dirigidos a los niños y adolescentes, pero en la mayoría de los casos los niños no las necesita y algunos de estos productos contienen sustancias que podrían ser perjudiciales para los niños.

En un nuevo informe clínico, la Academia Americana de Pediatría (AAP) describe cómo estos productos están siendo mal utilizados, discute sus ingredientes, y proporciona una guía para reducir o eliminar el consumo por los niños, niñas y adolescentes. El informe, “las bebidas deportivas y bebidas energéticas para la Infancia y la Adolescencia: ¿Son apropiadas?” se publica en Junio del  2011 en la Revista Pediatrics (publicado en Internet el 30 de mayo).

Recalcar diferencia entre bebida deportiva y energetica

“Hay una gran confusión acerca de las bebidas para deportistas y bebidas energéticas, y los adolescentes no son conscientes de las diferencias en estos productos”, dijo Marcie Beth Schneider, un miembro del Comité de Nutrición de la AAP. “Algunos niños están bebiendo bebidas energéticas  que contienen grandes cantidades de cafeína, cuando su objetivo es simplemente para rehidratarse después del ejercicio. Esto significa que estan ingiriendo  grandes cantidades de cafeína y otros estimulantes que pueden ser peligrosas. ”

Las bebidas para deportistas y bebidas energéticas son productos diferentes, dijo Holly J. Benjamin, MD, FAAP, un miembro del comité ejecutivo del Consejo de la AAP en Medicina Deportiva y Fitness, y un co-autor del informe. Las bebidas deportivas que contienen hidratos de carbono, minerales, electrolitos y aromatizantes, están destinadas a reemplazar el agua y los electrolitos perdidos a través del sudor durante el ejercicio. Las bebidas deportivas pueden ser útiles para los jóvenes deportistas que realizan prolongada actividad fisica vigorosa, pero en la mayoría de los casos son innecesarias en los deportes de campo o en el comedor de la escuela.

Las bebidas deportivas no son necesarias en la mayoria de los deportes de campo

“Para la mayoría de los niños que realizan actividades físicas de rutina el agua simple es mejor”, dijo el Dr. Benjamín. “Las bebidas deportivas contienen calorías extra que los niños no necesitan, y podría contribuir a la obesidad y la caries dental. Es mejor para los niños a beber agua durante y después del ejercicio, y tener la ingesta recomendada de jugo y leche baja en grasa con las comidas. Las bebidas deportivas no son recomendables para acompañar  las comidas. ”

Las bebidas energéticas contienen sustancias que no se encuentra en las bebidas deportivas que actúan como estimulantes, como cafeína, guaraná y taurina. La cafeína, con mucho, el estimulante más popular – se ha relacionado con una serie de efectos nocivos para la salud en los niños, incluidos los efectos en el desarrollo neurológico y el sistema cardiovascular. Las bebidas energéticas nunca son apropiadas para los niños o adolescentes, dijo el Dr. Schneider y el Dr. Benjamin. En general, la cafeína que contienen las bebidas, incluyendo refrescos, debe ser evitado.

El informe contiene las tablas que enumeran los productos específicos disponibles hoy en día y su contenido.

“En muchos casos, es difícil saber la cantidad de cafeína en un producto al mirar la etiqueta,” dijo a Dr. Schneider. “Algunas latas o botellas de bebidas energéticas pueden tener más de 500 mg de cafeína, que es el equivalente de 14 latas de refresco.”

recomendaciones de la AAP son:

El agua debe ser la principal fuente de hidratación en los Niños

* Los pediatras deben recalcar la diferencia entre las bebidas para deportistas y bebidas energéticas con los pacientes y sus padres, y hablar acerca de los riesgos potenciales para la salud.
* Las bebidas energéticas representan riesgos potenciales para la salud debido a los estimulantes que contienen, y nunca debe ser consumido por niños o adolescentes.
* La ingestión rutinaria de carbohidratos que contienen las bebidas deportivas por parte de niños y adolescentes deben ser evitados o restringidos, ya que pueden aumentar el riesgo de sobrepeso y obesidad, así como caries dental.
* Las bebidas deportivas tienen una función limitada para los niños atletas, deben ser ingeridas cuando hay una necesidad de reposición rápida de los hidratos de carbono y / o electrolitos en combinación con el agua durante una actividad fisica prolongada vigorosa.
* El agua  debe ser la principal fuente de hidratación para los niños, niñas y adolescentes, no las bebidas deportivas.

 

Fuente original Academia Americana de Pediatria (AAP)