Mi bebé tiene mocos

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

mocosbebemocosbebeA la mayoría de los bebés recién nacidos  se les escuchará su nariz obstruida o tendrán algunos estornudos, lo cual no significa que estén resfriados. Todos los humanos incluyendo los bebés estamos produciendo constantemente mocos y secreciones, la diferencia es que los bebés no saben todavía cómo manejar sus secreciones y el moco en su nariz tiende a acumularse por lo que se escuchará obstruido, congestionado o mormado.

Si el moco es abundante y esta interfiriendo con su alimentación o le dificulta respirar lo mejor es realizar aseos nasales,   hay algunos productos en farmacia como el STERIMAR BEBÉ o NASALUB INFANTIL que les llaman “Agua de mar” que es finalmente agua con sal, o bien en casa con unas gotitas Solución o Suero fisiológico, o de té de Manzanilla sin endulzar y a temperatura ambiente, poner 1 a 2 gotitas en cada fosa nasal desobstruirá la mayoría de las veces la naricita de los bebés. en caso necesario y si el moco es muy abundante hay que aspirar con gentileza con una perilla de hule.

Los mocosos de hoy en día

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En México se acostumbraba a llamar “mocosos”  a los niños, este término en relación a que era bastante frecuente ver a los niños emanando esa sustancia viscosa de sus fosas nasales, esto era algo tan natural y se arreglaba con un simple pañuelo, servilleta, papel de higiénico o lo que hubiera a la mano para limpiarlo y evitar que el niño lo estuviera degustando. Ahora muchas madres no pueden ver a su bebé con una gotita de moco en la nariz por que inmediatamente acuden al médico para que les dé un medicamento para la gripa o el resfriado,  y si le ha dado fiebre y tiene mocos un antibiótico.

mocos niñoNo sé si sea solo mi percepción, pero creo que las madres de hoy en día les cuesta más ver a su hijo con tos, mocos, fiebre o diarrea, su tolerancia hacia estos  síntomas en sus niños ha disminuido, e inmediatamente acuden al médico solicitando que quiten esa molestia a su bebé, que a veces les molesta mas a ellos que a los propios niños. Tanto los mocos, la tos, la fiebre y la diarrea son todos ellos mecanismos de defensa de nuestro organismo,  la mayoría de las veces contra una infección, y la mayoría de las veces en la infancia ocasionada por virus, por lo que habría que pensar 2 veces antes administrar algún medicamento en contra de ellos, y pensarlo unas 10 antes de administrar un antibiótico.

Si observamos todos los medicamentos para la gripa o resfriado (en específico los que quitan los mocos) tienen una leyenda que parece a nadie le importa “No se administre a menores de 1 año”, por algo será.