Mi niño tiene pie plano

pie planoEl pie plano es algo habitual en los bebés y niños, sobre todo en aquellos menores de 4 años, la falta de formación de este arco plantar  en los niños está dada por la laxitud de los ligamentos y una almohadilla de grasa presente en la planta del pie, conforme crecen los músculos y ligamentos del pie se van fortaleciendo y la grasa va despareciendo por lo que en la mayoría de los casos el pie plano resolverá solo para la edad de 4 años.

Si tu niño tiene pie plano y se  queja de dolor en sus pies  (aun antes de los 4 años) , visita al especialista en ortopedia, puede indicar el uso de plantillas para disminuir las molestias.

Trata que tu niño use zapatos cómodos, flexibles, evita el sobrepeso,  déjalo caminar descalzo.

Impactos: 11

¿Hasta cuándo es contagiosa la varicela?

¿Hasta cuando se contagia la varicela? es una pregunta muy frecuente respecto a esta enfermedad

La varicela es una enfermedad viral que se transmite con gran facilidad a las personas susceptibles (las no vacunadas y las que nunca han tenido varicela)

La varicela empieza a ser contagiosa desde 1 a 2 días antes que aparezca el exantema o las lesiones en la piel, por lo que es muy fácil que se transmita ya que lo hace desde antes de manifestarse

La varicela deja de ser contagiosa hasta que todas las lesiones están secas o en fase de costra, este periodo puede variar entre 5 y 7 días.

Una vez que todas las lesiones estan secas y en costra el virus de la varicela ya no esta activo y deja de ser contagiosa

Basta solo una lesión que aún no este seca para que la varicela se pueda seguir contagiando

Es recomendable la persona con varicela permanezca en casa durante todo el periodo que es contagioso

¿Cómo se transmite la varicela?

La varicela se contagia a través del contacto con las lesiones en piel y también por el aire cuando la persona infectada tose o estornuda.

La Varicela y el Herpes Zoster son ocasionados por el mismo virus, una persona con Zoster o “culebrilla” también puede transmitir el virus de la varicela

¿En cuánto tiempo aparecen los síntomas de varicela después del contagio?

Los síntomas de varicela aparecen 14 a 21 días después de haber estado en contacto con la persona enferma que transmitió la enfermedad (periodo de incubación). Cualquier persona mayor de 1 año que no haya tenido varicela es recomendable que reciba la vacuna

Impactos: 7

Vida Suero Oral

En muchas ocasiones cuando llevan a los niños al médico por Diarrea salen con una gran lista de medicamentos anotados en su receta como antibioticos, antipireticos, antidiarreicos, antiemeticos (contra el vomito), restauradores de flora intestinal, leche sin lactosa o de soya, etc, etc, etc. salen con todo eso menos con lo mas importante que son las sales de rehidratacion oral o Vida Suero Oral, lo cual es lo unico que realmente ha mostrado efectividad para el tratamiento de la Diarrea y Vomito y realmente deberia ser lo unico que se deberia anotar en la receta del  médico.  Por eso el tema de hoy se lo dedico al medicamento que ha salvado millones de vidas en el mundo el “Vida Suero Oral”

¿Qué es el Vida Suero Oral?

El Vida Suero Oral  es el nombre que recibe en México las Sales de Rehidratación Oral (OMS), también puede conocerse con otros nombres como Suero de rehidratación oral, electrolitos orales, Suero oral o simplemente Suero.

El Vida Suero Oral es específicamente ese sobrecito que todos conocemos (en México)  el cual se maneja en los diferentes servicios de salud y su función es prevenir o curar la deshidratación provocada por diarrea y/o vómitos. Para fines de este texto nos referiremos a  las Sales de Rehidratación Oral de acuerdo a la OMS como  “Vida Suero Oral”

El vida suero oral es básicamente una mezcla de electrolitos con glucosa, que sirve para prevenir o tratar la deshidratación.

El Vida Suero Oral es quizá junto con los antibióticos uno de los medicamentos que mas vidas ha salvado en el mundo en los últimos años, sobre todo en el caso de los países en vías de desarrollo como México.

El vida suero oral se ha venido estudiando y mejorando desde principios de los años 60´s, durante estos años su formula y composición ha venido sufriendo pequeños cambios. A finales de los años 70 la OMS y la UNICEF establecen la composición del Vida Suero Oral, así como la forma correcta de administrarlo (Terapia de rehidratación oral)

¿Para qué sirve el Vida Suero Oral?

El Vida Suero Oral es la piedra angular en el tratamiento de cualquier Diarrea, sea cual sea la causa. Hay que recordar que la mayoría de las diarreas sin importar la causa se auto-limitan, es decir se curan solas, lo importante es mantener hidratado al paciente mientras esta dura.

El Vida Suero Oral puede tener 2 finalidades, la principal es prevenir la deshidratación y la segunda es tratarla es decir Re-hidratar al paciente.

Recordemos que el Vida Suero Oral es un medicamento y hay que manejarlo como tal. Si bien su principal función esta en relación a la hidratación del paciente, por su composición  también disminuye la cantidad de evacuaciones y el vomito.

¿Cómo se prepara el Vida Suero Oral?

Si bien al reverso del sobre vienen las instrucciones de preparación no está de más recordarles que el contenido del sobre esta diseñado para disolverse justo en 1 litro de agua apta para beber limpia o hervida, no se disuelve ni en mas ni en menos para que su función sea la adecuada. No se le agrega ninguna otra sustancia para cambiar su sabor como  azúcar, limón, Kool-aid, etc.  Una vez preparado dura 24 horas, lo que no se haya consumido en ese periodo debe desecharse.

¿Cómo se da el Vida suero Oral?

Dependiendo del grado de deshidratación será la forma de utilizarlo, para fines prácticos si el paciente está o no deshidratado.

Sin deshidratación: Plan A de hidratación oral, se ofrece a libre demanda, a sorbos o tragos pequeños, si  se bebe a grandes tragos o cantidades el mismo sabor salado puede provocar nauseas y vomito.  En lactantes se ofrece a cucharaditas o con una jeringa,  no  en biberón o mamila.

Dosis del Vida Suero Oral: Después de cada evacuación o vomito en menores de 1 año se otorgan 75 ml o media taza y en mayores de 1 año 150 ml o una taza de la misma manera. Esto para prevenir deshidratación en pacientes no deshidratados

El niño o paciente que no está deshidratado en ocasiones no acepta bien el Vida Suero Oral por su sabor salado,  hay que insistir de igual manera.

Con deshidratación: En el paciente deshidratado se otorga lo que se denomina Plan B de hidratación oral, el paciente deshidratado debe recibir el Vida Suero Oral bajo supervisión de personal de Salud médico o enfermeras calificados y el paciente se mantiene en vigilancia hasta que desaparece la deshidratación.

Dosis de Vida Suero Oral: administrar un total de 100 ml de Vida suero oral por cada kg de peso en un periodo de 4 horas, es decir que cada hora el paciente beberá 25 ml de vida suero oral por cada kg de peso. Normalmente dividimos la cantidad a  beber cada media hora para llevar un mejor control  de la ingesta.

Supongamos que un paciente pesa 15 kg. 15(kg)x100(ml)=1500 ml. Es la cantidad a beber en un periodo de 4 horas. Si esto lo dividimos para cada media hora 1500 ml / 8 = 187.5 ml cada 30 minutos, esta cantidad incluso se puede ir aumentando de acuerdo a la demanda del paciente.

En el caso de que el paciente presente vomito se deja descansar 10 minutos y se reinicia la ingesta, vuelve a vomitar vuelve a descansar 10 minutos y reinicia, si el vomito persiste se prefiere la instalación de una gastroclisis lo cual es una sonda que se introduce por la nariz o por la boca de acuerdo a la edad del paciente y por ahí se administra el Vida Suero Oral. En la mayoría de los pacientes con vomito si se administra correctamente el Vida Suero Oral el vomito desaparecerá, rara vez es necesaria la instalación de gastroclisis.

A medida que la hidratación progresa puede haber disminución progresiva de la sed,  por lo que pudiera disminuir la ingesta de VSO.  Las primeras 4 horas deberán estar dedicadas a la hidratación oral e inmediatamente después de que se ha logrado la hidratación, introducir los alimentos que acostumbraba comer el niño, antes de la diarrea.

¿En cuanto tiempo se rehidrata un niño con vida suero oral?

Normalmente 4 horas son suficientes para rehidratar a la mayoría de los pacientes pero este periodo se puede prolongar hasta por 8 horas, si después de 8 horas el paciente persiste con deshidratación, si tiene vómitos persistentes a pesar de gastroclisis o distensión abdominal se deberá optar por la hidratación intravenosa.

¿Puedo dar las Sales de rehidratación oral o suero de farmacia?

Si, en  farmacia podemos encontrar infinidad de marcas comerciales de Sales de Rehidratación Oral, las cuales ya vienen disueltas y listas para administrarse por vía oral añadiendo un poco de sabor, entre las más famosas tenemos Pedilyte y Electrolit  pediátrico entre otras, las cuales deberían ser igual de efectivas que el Vida Suero Oral. De igual manera no hay que diluirlas ni agregar otras sustancias.

¿Puedo dar Gatorade o bebidas rehidratantes para deportistas para la diarrea?

No,  estas bebidas no están diseñadas para rehidratar al paciente con diarrea y por el contrario podrían aumentar las evacuaciones. Infinidad de veces se ve entrar al consultorio al niño con diarrea con su Gatorade en la mano y los papás encantados porque ya está tomando Gatorade para prevenir la deshidratación. No se recomiendan estas bebidas ni bebidas azucaradas ya que su alta osmolaridad puede provocar el aumento de la diarrea y por ende la deshidratación.

¿Puedo dar soluciones a base de arroz (Atole de Arroz) para la diarrea?

Si, las soluciones a base de arroz han mostrado efectividad en la reducción  rápida del gasto fecal y permite su hidratación. 

¿Cómo se prepara el atole o agua de arroz para la diarrea?

La solución se prepara con 50 gramos de harina de arroz comercial (tres estrellas por ejemplo) en un litro de agua, sometidos a cocción durante diez minutos y reaforando a un litro con agua para reponer la evaporada durante el cocimiento. Si el niño está deshidratado primero hay que hidratarlo con vida suero oral y posteriormente ofrecer el atole de arroz para disminuir las evacuaciones diarreicas

Impactos: 154

Control del Niño sano

Muchos padres llevan a sus hijos al médico solo cuando están enfermos. Sin embargo, también existe la posibilidad de controlarlos cuando están sanos, independientemente de las consultas a las que acude cuando esta enfermo.

La niñez es una época de crecimiento y cambios rápidos. Los controles pediátricos de niños deben hacerse mas frecuentes cuando el desarrollo del niño es más rápido.

Cada consulta incluye un examen físico completo, en el cual se evalúa el crecimiento y desarrollo y ayuda a reconocer tempranamente cualquier problema. Se registran y se analizan el peso, la estatura y otra información importante. Asimismo, la audición, la visión y otros exámenes serán parte de algunas consultas o controles.

Las consultas o controles del niño sano son también momentos claves para la comunicación. Espere recibir información sobre el desarrollo normal, necesidades nutricionales, sueño, enfermedades infecciosas  y otros temas importantes para los padres.

Sáquele el mayor provecho a estas consultas llevando consigo por escrito las preguntas y preocupaciones más importantes.

Se presta atención especial a si el niño está cumpliendo con las pautas del crecimiento y desarrollo normal. La estatura, el peso y el perímetro cefálico se registran. Usted también puede llevar sus propias tablas de la estatura y el peso de su hijo. Pregúntele al médico sobre la curva del índice de masa corporal (IMC), que es la herramienta más importante para identificar y prevenir la obesidad.

El primer control se hace cuando el bebé nace. Se checa que no tenga malformaciones ni enfermedades, se le aplica su primera vacuna y se comienza con la estimulación de la lactancia materna. A los 7 días vuelve a controlarse. Además del peso y la talla, se revisa que no existan malformaciones congénitas ni problemas oculares, auditivos o cardíacos. Con los datos de su peso y talla al mes comienza a tomar forma su curva de crecimiento. Con ella se puede determinar si el niño crece en forma normal.

El control sano se efectúa con distinta periodicidad dependiendo de la edad del niño. Los primeros 6 meses los controles se realizan  idealmente cada mes porque el riesgo de enfermedad es mayor, después cada 2 meses hasta cumplir el año de edad, posteriormente cada 3 meses hasta los 2 años de edad, a partir de los 2 años y hasta los 18 debe consultar una vez por año.

Por supuesto, se debe consultar al Pediatra cuando su hijo parece sentirse enfermo o cuando los padres tienen alguna preocupación acerca de la salud o desarrollo de su hijo.

La salud de su Familia no tiene precio, lleve a su hijo a control del niño sano, mas vale prevenir que curar.

Impactos: 2

La importancia de la Vitamina A

La vitamina A tiene múltiples funciones en el organismo, mantiene el funcionamiento y crecimiento celular, mantiene la integridad de la piel, mucosas y epitelios, ayuda en la función de la vista, se involucra en la producción de glóbulos rojos, la inmunidad y reproducción y la lactancia.

Las diferentes formas de la vitamina A incluyen Beta carotenos que se encuentran frutas y  vegetales, y vitamina A preformada (retinol, acido retinoico) en productos de origen animal. La vitamina A es un nutriente esencial que no puede ser sintetizado, por lo tanto debe ser consumido a través de la dieta.

Las cantidades de vitamina A contenidas en los alimentos como frutas y verduras son pequeñas, por lo que resulta difícil para un niño alcanzar los requerimientos diarios de Vitamina A consumiendo solo frutas y verduras. Asi los niños en hogares donde es difícil conseguir productos de origen animal como huevos y productos lácteos, tendrán la mayoría de las veces deficiencia de vitamina A.

La deficiencia de vitamina A predispone a enfermedades como Diarrea y enfermedades respiratorias, si a esto le sumamos que estos pacientes con deficiencia de vitamina A también cursan en la mayoría de las veces con desnutrición, esto lleva a un gran número de muertes en la infancia, principalmente en países en vías de desarrollo.

En una publicación de la revista British Medical Journal de Agosto del 2011 se incluyeron 17 estudios con 194,483 pacientes pediátricos menores de 5 años, donde se encontró que la suplementación con vitamina A redujo la mortalidad sobre todas las causas en un 24%, un 28% en casos de diarrea. Reduce la incidencia de casos de diarrea y rubeola, reduce la prevalencia de problemas de visión.

La vitamina A proviene de fuentes animales como huevos, carne, leche, queso, crema, el hígado, riñón y el aceite de hígado de bacalao (la mayoría de ellos también ricos en grasas saturadas y colesterol)

Las fuentes de betacaroteno: frutas color naranja y amarillo brillante como el melón, la toronja y duraznos. Los vegetales como las zanahorias, calabaza, camote, el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde.

Una adecuada ingesta de vitamina puede reducir la presencia de enfermedades como diarrea e infecciones respiratorias y su mortalidad asociada, si un niño no esta consumiendo la cantidad suficiente de vitamina A de su dieta, este debería recibir un suplemento de Vitamina A, esto es recomendado sobre todo en niños de países en vías de desarrollo donde la mortalidad por enfermedades diarreicas y respiratorias es elevada

Impactos: 15

Convulsiones febriles

¿Qué son las convulsiones febriles?

Las convulsiones febriles en niños pequeños son convulsiones causadas por fiebre. Durante las convulsiones febriles, los niños a menudo pierden la conciencia y se extremecen, moviendo las extremidades en ambos lados del cuerpo, en ocasiones el niño se vuelve rígido o tiene contracciones en una sóla parte del cuerpo, tal como en un brazo o una pierna, o en el lado izquierdo o derecho sólamente. La mayoría de las convulsiones febriles duran uno a dos minutos, aunque algunas pueden ser tan breves como algunos segundos y otras pueden durar por más de 15 minutos.

La mayoría de los niños con convulsiones febriles tienen temperaturas en el recto de más de 38°C. La mayoría de las convulsiones febriles ocurren durante el primer día de la fiebre en el niño.

No se considera que los niños propensos a convulsiones febriles tengan epilepsia, ya que la epilepsia se caracteriza por convulsiones recurrentes que no son ocasionadas por fiebre.

¿Qué tan común son las convulsiones febriles?

Aproximadamente uno de cada 25 niños tendrá por lo menos un episodio de convulsiones febriles, y más de una tercera parte de estos niños tendrán episodios adicionales antes de que superen la edad en la cual existe la tendencia a tenerlos.

¿A que edad pueden los niños convulsionar por fiebre?

Las convulsiones febriles usualmente ocurren en niños entre las edades de 6 meses a 5 años y son particularmente comunes en niños que están en la edad de aprender a caminar. Los niños rara vez desarrollan su primera convulsión febril antes de los 6 meses o después de los 3 años de edad. Entre más avanzada es la edad del niño cuando tiene su primera convulsión febril menor es la probabilidad de que el niño sufra otras.

¿Qué hace a un niño ser propenso a convulsiones febriles recurrentes?

Algunos factores que parecen aumentar el riesgo de los niños a padecer de convulsiones febriles recurrentes incluyen: una primera convulsión febril a edad temprana (menos de 15 meses), fiebres frecuentes y el tener familiares cercanos con historial de convulsiones febriles. Si la convulsión ocurre inmediatamente al comienzo de la fiebre o cuando la temperatura es relativamente baja, el riesgo de que se repita es más alto. Un primer episodio de convulsiones febriles largo no aumenta substancialmente el riesgo de convulsiones febriles recurrentes largas o cortas.

¿Son malas las convulsiones febriles?


Apesar de que pueden ser aterradoras para los padres, la gran mayoría de las convulsiones febriles son inofensivas. Durante una convulsión, existe una pequeña posibilidad de que el niño sufra daño si se cae o se ahoga por alimento o saliva en la boca. El dar los primeros auxilios apropiados para convulsiones puede ayudar a evitar estos peligros 

¿Causan daño en el cerebro las convulsiones febriles?

No hay evidencia de que las convulsiones febriles causen daño cerebral. Estudios extensos han encontrado que los niños con convulsiones febriles tienen logros escolares normales y se desempeñan en exámenes del intelecto igual de bien que los hermanos que no padecen convulsiones. Aun en los casos raros de convulsiones muy prolongadas (más de una hora), la mayoría de los niños se reponen completamente.

Alrededor del 95 al 98% de los niños que han experimentado convulsiones febriles no desarrollan epilepsia. Sin embargo, aunque el riesgo absoluto permace muy bajo, algunos niños que han padecido de convulsiones febriles tienen un riesgo mayor de desarrollar epilepsia. Estos niños incluyen a aquellos que tuvieron convulsiones febriles largas, que afectaron una sóla una parte del cuerpo o que se repitieron dentro de las 24 horas. De entre los niños que no tienen ninguno de estos factores de riesgo, sólo uno de cada 100 desarrolla epilepsia después de una convulsión febril.

¿Qué debe hacer con un niño con convulsiones febriles?

Los padres deben permanecer calmados y observar cuidadosamente al niño. Para prevenir heridas accidentales, se debe colocar al niño en una superficie tal como el piso o la tierra. El niño no debe ser sujetado durante la convulsión. Para prevenir ahogos, el niño se debe acostar de lado. Si es posible, uno de los padres debe sacar cuidadosamente cualquier objeto de la boca del niño.

Los padres nunca deben poner ningún objeto en la boca del niño durante una convulsión. Objetos colocados en la boca pueden romperse y obstruir el pasaje respiratorio del niño. Si la convulsión dura más de 10 minutos, el niño debe ser llevado inmediatamente a la unidad médica más cercana para tratamiento. Una vez finalizada la convulsión, el niño debe ser llevado a su médico para determinar el origen de la fiebre. Esto es especialmente urgente si el niño muestra los síntomas de cuello rígido, letargo extremo o vómitos abundantes.

¿Cómo se diagnostican y tratan las convulsiones febriles?

Antes de diagnosticar las convulsiones febriles en  niños, los médicos algunas veces llevan a cabo pruebas para asegurarse que las convulsiones no son causadas por algo más que la fiebre misma. Si ha habido diarrea o vómito, la deshidratación puede ser responsable de las convulsiones. Además, los médicos llevan a cabo otras pruebas para determinar la causa de la fiebre del niño tales como examinar la sangre y la orina.

Usualmente un niño con convulsiones febriles no necesita ser hospitalizado. Si la convulsión es prolongada o es acompañada de una infección seria, o si el origen de la infección no puede ser determinado, el médico puede recomendar que el niño sea hospitalizado para observarlo.

¿Cómo se previenen las convulsiones febriles?

Cuando un niño tiene fiebre muchos padres usan medicamentos tales como paracetamol o ibuprofeno para bajar la fiebre y para que el niño esté más cómodo, aunque no existen estudios que prueben que esto reduce el riesgo de una convulsión. Una medida preventiva sería el tratar de reducir el número de enfermedades con fiebre, aunque esto no es una posibilidad práctica. El uso diario y prolongado de anticonvulsantes orales, tales como fenobarbital o valproato, para prevenir las convulsiones por fiebre no es recomendado debido a los efectos secundarios potenciales y porque su efectividad en prevenir tales convulsiones es discutible.

Fuente: National Institute of Neurological Disorders and Stroke

Impactos: 4

Recomendaciones sobre Alergias en los Niños

Los siguientes consejos son de la Academia Americana de Pediatría (AAP).

CUANDO SOSPECHAR DE UNA ALERGIA

He aquí algunas pistas comunes que podrían hacer sospechar que su hijo puede tener una alergia:

Síntomas repetitivos o crónicos parecidos al resfriado que duran más de una semana o dos, o se desarrollan en las mismas fechas todos los años. Estos pueden incluir secreción nasal, congestión nasal, estornudos, malestar en garganta y los ojos llorosos.

Tos recurrente, sibilancias, dificultad para respirar y otros síntomas respiratorios pueden ser un signo de asma. La tos puede ser un síntoma aislado, los síntomas que aumentan durante la noche o con el ejercicio son sospechosas de asma.

Erupciones cutáneas recurrentes rojizas, con comezón, secas a veces con escamas en los pliegues de los codos y/o rodillas, o en la parte posterior del cuello, glúteos, muñecas o los tobillos.

Los síntomas que ocurren varias veces después de comer un alimento determinado que pueden incluir ronchas, hinchazón, náuseas, tos o sibilancias vómitos o dolor abdominal importante.

Picazón o sensación de hormigueo en los oídos la boca, la garganta y/o durante ciertas épocas del año o después de comer ciertos alimentos.

Alérgenos comunes en la casa

Los ácaros del polvo (ácaros del polvo son microscópicos y se encuentran en la ropa de cama, muebles tapizados y alfombras, así como en otros lugares)

Alérgenos con pelo animal (perros, gatos, cobayos, hamsters, conejos, etc)

Alérgenos de plagas (cucarachas, ratones, ratas)

Polen (árboles, pastos, malezas)

Mohos y hongos (incluyendo mohos demasiado pequeños para ser vistos a simple vista)

Alimentos (leche de vaca, huevos, cacahuetes, nueces, soya, trigo, pescado y mariscos)

CÓMO MANEJAR SÍNTOMAS DE ALERGIA NASAL

Los Síntomas de alergia nasal pueden ser causados por una variedad de alérgenos ambientales como los ácaros del polvo, animales domésticos y plagas, así como alérgenos exteriores como el polen. Hongos que se pueden encontrar en el interior y al aire libre también pueden desencadenar síntomas de alergia nasal.

Las pruebas de alergia se deben realizar para determinar a cuál de estos alérgenos ambientales su hijo es alérgico.

Un paso importante en la gestión de los síntomas de alergia es evitar los alérgenos que desencadenan los síntomas.Si su hijo es alérgico a las mascotas, el adquirir mascotas para su familia no se recomienda. Si su hijo tiene síntomas de alergia y es alérgico a una mascota que vive con su familia, la única manera de tener un impacto significativo en la exposición de su hijo a alérgenos de las mascotas es encontrarle un nuevo hogar a la mascota.

Si su hijo es alérgico a las plagas puede ser necesaria exterminación profesional, sellar los agujeros y grietas que si
ven como puntos de entrada de plagas, almacenar de los alimentos en recipientes de plástico con tapa y una meticulosa limpieza de los restos de los alimentos puede ayudar a eliminar las plagas y reducir los niveles de alérgenos.

Los ácaros del polvo se congregan donde se retiene la humedad y comida para ellos (escamas de piel humana). Son especialmente numerosos en las camas, muebles tapizados y alfombras. Mobiliario, como colchones y almohadas deben estar cubiertos con material a prueba de alérgenos, que están disponibles a través de catálogos y tiendas especializadas. Lave ropa de cama cada 1 ó 2 semanas en agua caliente. (La temperatura mínima para matar los ácaros es de 55°C)

Si su hijo es alérgico a los alérgenos de exterior, que puede ser útil para el uso de aire acondicionado cuando sea posible. Ducharse o bañarse al final del día para eliminar los alérgenos de la superficie del cuerpo y el cabello también puede ser útil. Para los pacientes con alergia al polen y heno, permanecer en interiores cuando el pasto es cortado y evitar jugar en el campo de hierba alta puede ser útil. Los niños con alergias al moho deben evitar jugar en los montones de hojas secas en el otoño.

MEDICAMENTOS PARA EL CONTROL DE SÍNTOMAS

El tratamiento del niño alérgico debe comenzar con su pediatra, quien puede remitirlo a un especialista en alergia pediátrica para las evaluaciones y tratamientos adicionales.

Antihistamínicos – se pueden administrar por vía oral y pueden ayudar a aliviar la picazón y ojos llorosos, secreción nasal y estornudos, así como picazón en la piel y urticaria. Algunos de ellos pueden causar somnolencia.

Los corticosteroides nasales – Muy eficaz para el control de los síntomas de alergia y son ampliamente utilizados para detener los síntomas crónicos. Seguro para su uso en niños durante largos períodos de tiempo. Se debe utilizar diariamente.

La inmunoterapia o vacunas de alergia, pueden ser recomendadas para reducir los síntomas de alergia. Las vacunas antialérgicas sólo se prescriben en pacientes con alergia confirmada. Si el evitar el alérgeno y los medicamentos no tienen éxito, las vacunas para el polen, los ácaros del polvo, caspa de gato y perro pueden ayudar a disminuir la necesidad de medicación diaria.

Desencadenantes comunes del asma:

ALERGIAS (moho, el polen, los ácaros del polvo, las cucarachas, los animales especialmente los gatos, perros y ratones)
HUMO DE TABACO
INFECCIONES (infecciones respiratorias virales, los resfriados, infecciones de los senos)
CONTAMINACIÓN DEL AIRE EXTERIOR
CONTAMINACIÓN DEL AIRE INTERIOR (aerosoles, humo de la cocina, los olores, el humo: el cigarrillo / tabaco, leña, estufas de leña)
EJERCICIO

Impactos: 2

Alergia a los Alimentos en los Niños

Cualquier alimento puede causar una reacción alérgica, pero el 90% de las alergias alimentarias en niños son causadas por sólo 6 alimentos comidas o grupos de alimentos- leche, huevos, cacahuetes, nueces, soya y trigo. En los adultos, un porcentaje similar de las alergias serias son causadas sólo por  4 alimentos cacahuetes, nueces, pescado y mariscos. Las alergias a las frutas y verduras son mucho menos frecuentes y generalmente menos graves.

 

La leche de vaca

La alergia a la leche de vaca es una de las  más comunes en niños pequeños, probablemente porque es la primera proteína extraña que muchos niños ingieren en cantidades grandes, especialmente si son alimentados con biberón. Si hay una alergia a la leche de vaca, a veces hasta a un bebé alimentado con  leche materna puede tener cólicos o eccema hasta que  la leche y  productos lácteos sean eliminados de la dieta de la madre. Entre 2 y 3 de cada 100 niños menores de 3 años pueden tener síntomas de alergia relacionada con la leche de vaca.

Vomitar después de comer es la forma más común en que un niño muestra una alergia a la leche, pero pueden ocurrir reacciones más graves. Los cólicos, el llanto, y gases a veces puede ser la única manifestación de la alergia a leche de vaca en bebés muy pequeños. Otros síntomas iníciales y más sutiles de la alergia a la leche de vaca a menudo implican la erupción cutánea con prurito (comezón), piel seca o eczema (dermatitis atópica). Por supuesto, el tipo más obvio de la reacción a la leche es cuando el niño bebe leche o come un producto de leche y de inmediato desarrolla problemas de respiración o urticaria. La mayoría de los niños con alergia a la leche de vaca también son alérgicos a la leche de cabra o de oveja, por lo que estos no son buenos sustitutos.

Fórmula a base de soya puede ser adecuada para los niños alérgicos leche pero no siempre, porque algunos que son sensibles a la leche de vaca también son incapaces de tolerar las proteínas de soya. Si su bebé no tolera la leche de soya, el pediatra puede recomendar una fórmula especial a base de proteínas hidrolizadas.

Muchos niños superan alergia a la leche conforme su sistema inmune madura. Si su hijo sólo tiene intolerancia a la lactosa, la leche y productos lácteos puede ser introducido  de nuevo poco a poco en su casa mientras ve los síntomas. En los supermercados, hay productos con contenido variable de reducción de la lactosa del azúcar que ayudan a los niños con intolerancia a la lactosa para poder tener leche en su dieta. Si hay alergia la proteína de la leche de vaca probablemente su pediatra tenga que hacer pruebas alérgicas antes de introducir nuevamente la leche.

Huevos

Los niños que son alérgicos al huevo reaccionan principalmente a la proteína de la clara de huevo. Sin embargo, como la yema del huevo a menudo puede estar contaminada, es más seguro para los niños alérgicos al huevo evitarlo por completo. Por suerte, carne, pescado, productos lácteos, cereales y  legumbres son excelentes fuentes alternativas de proteínas similares, minerales y vitaminas. Si su hijo es alérgico a los huevos, cuidado con los ingredientes de huevo escondidos como una capa a base de huevo en la parte superior de ciertos panes.

Algunas vacunas pueden contener proteína de huevo y se debe evitar o tomar con precaución por las personas con alergia severa al huevo. La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola se considera segura para las personas con alergia al huevo, pero hable con su médico sobre las vacunas contra la influenza y otras que pueden tener las proteínas del huevo.

 

Los cacahuetes y las nueces

Los cacahuetes son leguminosas, son primos de los chicharos, las habas y los frijoles. Debido a que los cacahuetes y las nueces provienen de familias de plantas diferentes, un niño que es sensible a los cacahuetes, a menudo puede comer nueces, y otros frutos secos sin ningún problema. Sin embargo, es necesario tener precaución ya que los niños alérgicos a los cacahuates, por razones desconocidas, son más propensos también a tener alergia a las nueces.

La mayoría de las personas con una alergia a los cacahuates tolera otras leguminosas como la soya y el frijol, aún cuando a veces las pruebas de piel o de sangre se presenten positivas para estas otras legumbres.

Cacahuates o Maní, aunque por lo general bastante fácil de evitar, a veces pueden aparecer en los alimentos cuando menos se espera. Los cacahuetes son a menudo utilizados para dar volumen a algunos productos alimenticios, tales como caramelos. La mantequilla de cacahuete es a veces utilizada por restaurantes y empresas como un “pegamento” en la preparación de alimentos. Por lo tanto, es imperativo no sólo leer las etiquetas cuidadosamente para asegurarse que los cacahuetes no son ingredientes insospechados en los alimentos comerciales, sino también preguntar y aclarar el contenido de los alimentos que se compran y comen en restaurantes, o en lugares distintos de su propia casa.

La alergia a las nueces, pecanas, almendras, avellanas, etc.  pueden ser tan graves como la alergia al maní, y aplican las mismas advertencias. Un niño puede tener alergia a un solo tipo de nuez, mientras que otro puede tener una alergia a una serie de nueces. Hacer a los cuidadores, maestros, amigos y miembros de la familia conscientes de que su hijo deben evitar estrictamente todos los productos relacionados a las nueces.

Soya

Los bebés alimentados con fórmula de soya, pueden desarrollar una erupción cutánea, secreción nasal, respiración sibilante, diarrea o vómitos como con la alergia a la leche de vaca. Al cambiar a una fórmula de soya, algunos bebés que son alérgicos a la leche de vaca  encuentran que también son alérgicos a la soya. Si este es el caso, el pediatra puede recomendar una fórmula baja en proteínas alergénicas hecho con fórmula hidrolizada o elemental de aminoácidos. Los niños con alergia a la soya, generalmente toleran el aceite de soya, ya que contiene proteínas mínimas. La lecitina de soya es un derivado graso de la soya que es extremadamente baja en proteína de soya y generalmente es tolerada por aquellos con una alergia a la soya.

Trigo y gluten

El arroz y la avena son por lo general los cereales que se dan  por primera vez en la dieta del bebé, ya que tienen menos probabilidades que otros granos para causar problemas de alergia. Si no hay problemas con la avena, el trigo se da a continuación. El trigo es el cereal más asociado con las alergias, pero aún así, sigue siendo una alergia poco común. Esto es bueno porque el trigo se encuentra en una gran cantidad de alimentos.

Hay dos tipos de reacciones alérgicas al trigo. La primera es la alergia clásica a los alimentos, con síntomas tales como urticaria o sibilancia que se producen inmediatamente después de que el niño come un alimento elaborado con trigo. El segundo se llama la enfermedad celíaca. El gluten es una proteína que se encuentra en cereales como el trigo, el centeno y la cebada. En un niño sensible, el gluten daña el revestimiento del intestino delgado e interfiere con la absorción de nutrientes. Este daño puede pasar desapercibido por algún tiempo. Los síntomas típicos de la enfermedad celíaca son: dolor abdominal, diarrea, irritabilidad,  crecimiento y ganancia de peso  lento. La enfermedad celíaca puede manifestarse poco después de que el niño tiene su primer ingesta de cereales, pero en algunos casos, los síntomas son tan leves que la enfermedad puede permancer en un nivel bajo durante años y el diagnóstico no se puede hacer hasta la adolescencia o incluso la edad adulta.

 

Notas de la alergia alimentaria

  • Si su niño tiene síntomas que indican alergia después de recibir un alimento en particular, manténgalo fuera de la dieta y trate  los síntomas con su pediatra.
  • Algunos niños con alergia al huevo o la leche pueden tolerar pequeñas cantidades de leche o huevo, por ejemplo en un pan bien horneado. Sin embargo, otros niños reaccionan a incluso esta pequeña cantidad.
  • Un niño que evita  múltiples alimentos a causa de la alergia, podría estar en riesgo de desnutrición. Hable con su médico, para poder obtener alguna ayuda de expertos acerca de cómo alimentar sabiamente a su hijo que tiene importantes restricciones en la dieta.
  • Su hijo con alergia a los alimentos debe ser capaz de realizar todas las actividades que los demás niños pueden hacer, salvo comer la comida a la que es alérgico.

Impactos: 5

La lactancia materna beneficia el sistema inmune de su bebé

La leche materna proporciona casi todas las proteínas, el azúcar y la grasa que su bebé necesita para estar saludable, y también contiene muchas sustancias que benefician al sistema inmune de su bebé, incluyendo los anticuerpos, factores inmunitarios, las enzimas y las células blancas de la sangre. Estas sustancias protegen al bebé contra una amplia variedad de enfermedades e infecciones, no sólo mientras se está amamantando, también mucho tiempo después de haber sido destetado. La fórmula no puede ofrecer esta protección.

Si le da un resfriado durante la lactancia, por ejemplo, es probable que pase los gérmenes del resfriado  a su bebé, pero los anticuerpos que su cuerpo produce para combatir ese resfriado también se transmite a través de la leche. Estos anticuerpos ayudarán a su bebé combatir a los gérmenes del resfriado con rapidez y eficacia y, posiblemente, evitar el desarrollo del resfriado por completo.

Esta defensa contra las enfermedades que tienen los bebés amamantados disminuye significativamente las probabilidades de sufrir de infecciones de oído, vómitos, diarrea, neumonía, infecciones del tracto urinario, o ciertos tipos de meningitis. Los bebés menores de 1 año de edad quienes reciben lactancia materna exclusiva al menos los primeros cuatro meses, por ejemplo, son menos propensos a ser hospitalizados por una infección del tracto respiratorio inferior, tales como el crup,  bronquiolitis o  neumonía, comparados con los que se alimentan con formulas.

Todos los humanos tienen un gran número de bacterias que normalmente viven en sus intestinos. Algunas de las bacterias desempeñan funciones saludables, y algunos pueden causar enfermedades como la diarrea. La leche materna estimula el crecimiento de las bacterias sanas en el tracto intestinal de los bebés amamantados. Esto se logra mediante la promoción de un ambiente saludable en general y, en parte, a través de sustancias llamadas prebióticos, que se encuentran en la leche humana. Dado que la leche materna estimula el crecimiento de estos “amigos” de cepas de bacterias, otras bacterias como la E. coli, que tienen más probabilidades de causar enfermedad, se inhibe su crecimiento, multiplicación y fijación a la pared del intestino, donde  puede causar la infección. Se ha comprobado que niños alimentados con fórmula tienen tasas mucho más altas de enfermedades diarreicas que pueden requerir visitas al médico o a veces al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa.
Lactancia materna y las alergias

La lactancia materna es recomendable por muchas razones. Con respecto a la prevención de alergias, existe alguna evidencia de que la lactancia materna protege a los bebés nacidos a las familias con un historial de alergias, en comparación con aquellos bebés que son alimentados con fórmula a base de leche de una vaca estándar o una fórmula de soya. En estas familias “en riesgo”, los bebés amamantados por lo general tenían un menor riesgo de alergia a la leche, la dermatitis atópica y asma a edades tempranas, si es que fueron exclusivamente amamantados durante al menos cuatro meses. Se presume que los componentes inmunológicos de la leche materna protegen contra esas enfermedades alérgicas. A pesar de los beneficios a largo plazo de la lactancia materna sobre las alergias sigue sin estar claro y los estudios no han evaluado cuidadosamente el impacto en las familias sin antecedentes de alergia, la lactancia materna exclusiva se recomienda como la alimentación de elección para todos los niños.
Otras Enfermedades

La transferencia de los anticuerpos de la leche humana y otras sustancias inmunológicas también pueden explicar por qué los niños que se amamantan durante más de seis meses son menos propensos a desarrollar leucemia y  linfomas comparados con los que reciben leche de fórmula. Además, los estudios han demostrado una reducción del 36% (algunos estudios muestran que esta reducción puede ser tan alta como 50%) en el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante en los bebés que se alimentan con seno materno en comparación con los que no. Investigaciones recientes indican incluso que los niños amamantados tienen menos probabilidades de ser obesos en la adolescencia y la adultez. También son menos vulnerables a desarrollar diabetes tipo 1 y tipo 2.

Impactos: 7

trastorno por déficit de atención con hiperactividad TDAH

¿Qué es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)?

El TDAH es un trastorno del cerebro que hace que sea difícil para los niños  controlar su comportamiento. Es una de las condiciones crónicas más comunes de la infancia. Afecta del 4% a 12% de los niños en edad escolar. Aproximadamente 3 veces más niños que niñas son diagnosticados con TDAH.

Los síntomas del trastorno por déficit de atención con hiperactividad

TDAH incluye tres grupos de síntomas de comportamiento: la falta de atención, hiperactividad e impulsividad. La siguiente tabla explica estos síntomas.

Desatención

 

  • A menudo tiene dificultad para prestar atención, sueña despierto
  • A menudo parece no escuchar
  • Se distrae con facilidad de trabajar o jugar
  • A menudo parece no preocuparse por los detalles, comete errores por descuido
  • Con frecuencia no sigue instrucciones o no acaba tareas
  • Es desorganizado
  • Con frecuencia pierde un montón de cosas importantes
  • A menudo se olvida de las cosas
  • Con frecuencia evita hacer cosas que requieren esfuerzo mental continuo

 

Hiperactividad

  • Está en constante movimiento, como si “no se le acabara la pila”
  • No se puede quedar sentado
  • Con frecuencia se retuerce y se mueve
  • Habla demasiado
  • A menudo, corre, salta, sube cuando esto no está permitido
  • No puede jugar en silencio

 

Impulsividad

  • Con frecuencia actúa y habla sin pensar
  • Puede correr a la calle sin mirar si vienen automoviles
  • Con frecuencia tiene dificultad para esperar su turno
  • No puede esperar a que le den las cosas
  • A menudo da respuestas antes de que se complete la pregunta
  • Con frecuencia interrumpe a otros

 

Tipos de trastorno por déficit de atención con hiperactividad

No todos los niños con TDAH tienen todos los síntomas. Pueden tener uno o más de los grupos de síntomas que figuran en la tabla anterior. Los síntomas generalmente se clasifican en los siguientes tipos de TDAH:

  • Falta de atención (sola) anteriormente conocido como trastorno por déficit de atención -Los niños con esta forma de TDAH no son hiperactivos. Debido a que no interrumpan la clase o en otras actividades sus síntomas pueden pasar desapercibidos. Entre las niñas con TDAH, esta forma es más común.
  • Hiperactividad / impulsividad Los niños con este tipo de TDAH muestran tanto en el comportamiento hiperactivo e impulsivo, pero pueden prestar atención. Ellos son el grupo menos común y con frecuencia son más jóvenes.
  • Combinado de falta de atención / hiperactivo / impulsivo-Los niños con este tipo de TDAH muestran una serie de síntomas en las 3 dimensiones. Es el tipo que la mayoría de la gente tiene en mente cuando piensa en TDAH.

 

¿Cómo se puede saber si su hijo tiene TDAH?

Recuerde, es normal que todos los niños para mostrar algunos de estos síntomas de vez en cuando. Su niño puede estar reaccionando al estrés en la escuela o el hogar. Puede estar aburrido o pasando por una etapa difícil de la vida. Esto no quiere decir que tiene TDAH.

A veces un maestro es el primero en notar la falta de atención, hiperactividad, y / o impulsividad y exponer estos síntomas a la atención de los padres.

Tal vez las preguntas de su pediatra orienten hacia el problema. En las visitas de rutina, los pediatras suelen hacer preguntas tales como

¿Cómo está su hijo en la escuela?

¿Hay algún problema con el aprendizaje que usted o los maestros de su hijo ha visto?

¿Es su hijo feliz en la escuela?

¿Su hijo tiene problemas para completar el trabajo en clase o en casa?

¿Está usted preocupado con los problemas de conducta en la escuela, en casa, o cuando su hijo está jugando con sus amigos?

Sus respuestas a estas preguntas pueden conducir a una posterior evaluación del TDAH.

Si su hijo ha mostrado síntomas de TDAH de forma regular desde hace más de 6 meses, hable con su pediatra.

Impactos: 2