Que leche le doy a mi bebé después del año. Las Leches de crecimiento no son necesarias

Compartir
  • 16
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    16
    Shares

Una pregunta frecuente en la consulta de pediatría en niños mayores de 12 meses es ¿Doctor y ahora que leche le doy a mi niño? Mi respuesta para ella siempre es la misma “–La que quiera Señora –“ y les menciono una lista de formulas de leche entera, “La NIDO, LALA, ALPURA o la que quiera”,  algunas madres me responden aliviadas “Hay que bueno Doctor por que ya le estoy dando la NIDO  y le cayó muy bien” otras me responden sorprendidas “¿Y entonces no necesita una formula de esas especiales de 1 a 3 años de edad?

Desde 2013 salió  la noticia que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)  de la Unión Europea ha determinado que las llamadas formulas de crecimiento (de 1 a 3 años de edad) no son necesarias.  Esto tras la incertidumbre que prevalece en el control de las formulas para niños mayores de 12 meses, pues la mayoría de los organismos internacionales se enfocan a la regulación de las formulas infantiles de 0 a 12 meses.

niño bebe lecheLas formulas de crecimiento hasta hace unos años no eran populares o no existían, ahora los laboratorios en el intento de mantener cautivos a los infantes después de los 12 meses han hecho grandes campañas de mercadotecnia para popularizarlas entre pediatras y madres en los últimos años.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria ha determinado que estas formulas de crecimiento de 1 a 3 años no aportan un valor nutricional añadido comparado con una dieta equilibrada.

Esto es algo que hay que tener en claro, y siempre les recalco a las madres, a partir del año de edad ya no hay que preocuparse por darle la  mejor leche al niño ni la más cara (recordando que la mejor leche es la materna y es gratis) es mejor gastar el dinero en alimentos nutritivos de calidad que en una formula cara especial de crecimiento.  Cada vez la leche le sirve menos para nutrirlo y ahora debe de obtener esos nutrientes de una alimentación sana, variada y nutritiva como frutas, verduras, carnes, pescados, cereales, leguminosas, etc, etc.

José Manuel Moreno, coordinador del comité de nutrición de la Asociación Española de Pediatría (AEP) advierte que “Como no hay directrices generales sobre lo que debe contener una leche de crecimiento y en qué casos debe prescribirse, los médicos las recomiendan o no con criterios individuales” . Aunque a veces como decimos acá en México “como Dios les da a entender”  o en otros casos dependiendo de qué tantos beneficios reciban del Laboratorio que produce la leche, algunos Pediatras pueden obtener beneficios económicos,  ir a congresos de pediatría o viajes pagados por un laboratorio si este pediatra recomienda su leche de crecimiento.

Comparando el litro de leche entera contra el litro de una formula de crecimiento de 1 a 3 años puede resultar 3 veces mas caro, al final ambos son leche de vaca

Buenas en determinados casos, pero no imprescindibles en la alimentación infantil en general, según la EFSA. “Estos productos no son malos, simplemente no son necesarios en todos los casos”

La OMS recomienda la lactancia materna hasta la edad mínima de 2 años, cuando esta no es posible se recomienda una formula especial para lactante de 0 a 12 meses, y después del año se puede introducir la leche entera de vaca, como lo recomienda la Asociación Española de Pediatría recomienda

Recordemos por ultimo que el Humano es el único mamífero que continua bebiendo leche mas allá de la etapa en  que la necesita, la etapa de lactante en el ser humano  teóricamente concluye a los 2 años, esto significa que a un niño mayor de 24 meses puede dejar de beber leche sin ninguna repercusión en su estado nutricional siempre y cuando tenga una alimentación nutritiva y equilibrada.  Aun así vemos  madres de niños entre los 3 a 5 años de edad preguntando cual es la mejor leche para su hijo.

Concluyendo mamás, a partir de los 12 meses de edad preocúpense más por la calidad nutritiva de los alimentos que dan a sus hijos que por la marca de la leche, al fin y al cabo finalmente todas son leche de vaca.

Cuál leche es la mejor para mi bebé?

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No existe mejor leche para un bebé que la leche de su madre, la leche humana. Hoy en día las madres inventan mil  pretextos para no amamantar a sus bebés, que si no le sale leche, que no lo llena, que el bebé no quiere el pecho, etc. todos ellos falsos, la naturaleza es sabia, aunque el humano se crea más sabio que la naturaleza al tratar de alimentar a su crías con leche de vaca, la cual es la ideal para el intestino de un becerro pero no para un bebé.

Son muy pocas las indicaciones médicas por las cuales una madre no puede amamantar a su bebé, ninguna madre debería tener ninguna excusa para no alimentar con seno materno a su bebé, aun la madre moderna que trabaja, si se lo propone puede amamantar a su bebé y puede extraer su leche para que sea alimentado con ella cuando no está presente.

Si aun así crees que la leche de una vaca va  alimentar y nutrir mejor a tu bebé que tu propia leche puedo decirte que la mayoría de las formulas son muy parecidas, debe ser una formula especial para bebés, usualmente las dividen en 2 etapas, la 1 para los 0 a 6 meses y la 2 para los 6 a 12 meses, hay veces hay que probar con varias fórmulas para encontrar cual le sienta mejor.

Puedo amamantar a mi bebé si estoy tomando antibióticos?

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La respuesta es SI, es frecuente que algunos médicos indiquen la suspensión de la lactancia materna a las madres por la ingesta de  antibióticos, la realidad es que en general son pocos los medicamentos que contraindican la lactancia, la mayoría de los antibióticos no la contraindican.

Prácticamente no hay antibióticos que contraindiquen la lactancia materna, ni siquiera aquellos contraindicados en niños menores de 8 años como las tetraciclinas, que aunque se excretan en la leche materna no se detectan en la sangre del niño por formar quelatos inabsorbibles  con el calcio láctico.

Los antibióticos mas utilizados para infecciones de garganta, de orina, sinusitis, otitis, etc, es decir infecciones comunes no contraindican la lactancia materna, la mayoria de los medicamentos que la contraindican son antivirales utilizados por ejemplo para el tratamiento de infección por VIH  como Abacavir, Enfuvirtide, Emitricitabina, Estavudina, etc. y algunos antiparasitarios o antiprotozooarios como Amodiaquina, Dihidroemetina, Fumagilina, Nitazoxanida, etc.

Se excretan los antibióticos en la leche materna?

Si, son excretados en mínimas cantidades y algunos pueden llegar a tener efectos adversos, pero  el beneficio de la lactancia materna supera por mucho cualquier riesgo que pueda correr el bebé al recibir leche materna con un mínimo contenido de antibiótico.

Si tienes una duda especifica con algún antibiótico u otro medicamento y la lactancia consúltalo en la siguiente  página e-lactancia

lectura recomendada: Uso de antibióticos y lactancia materna. Asociación Española de Pediatria

Vida Suero Oral

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En muchas ocasiones cuando llevan a los niños al médico por Diarrea salen con una gran lista de medicamentos anotados en su receta como antibioticos, antipireticos, antidiarreicos, antiemeticos (contra el vomito), restauradores de flora intestinal, leche sin lactosa o de soya, etc, etc, etc. salen con todo eso menos con lo mas importante que son las sales de rehidratacion oral o Vida Suero Oral, lo cual es lo unico que realmente ha mostrado efectividad para el tratamiento de la Diarrea y Vomito y realmente deberia ser lo unico que se deberia anotar en la receta del  médico.  Por eso el tema de hoy se lo dedico al medicamento que ha salvado millones de vidas en el mundo el “Vida Suero Oral”

¿Qué es el Vida Suero Oral?

El Vida Suero Oral  es el nombre que recibe en México las Sales de Rehidratación Oral (OMS), también puede conocerse con otros nombres como Suero de rehidratación oral, electrolitos orales, Suero oral o simplemente Suero. Entonces el   Vida Suero Oral es específicamente ese sobrecito que todos conocemos (en México)  el cual se maneja en los diferentes servicios de salud y su función es prevenir o curar la deshidratación provocada por diarrea y/o vómitos. Para fines de este texto nos referiremos a  las Sales de Rehidratación Oral de acuerdo a la OMS como  “Vida Suero Oral”

El suero oral es básicamente una mezcla de electrolitos con glucosa, que sirve para prevenir o tratar la deshidratación. El Vida Suero Oral es quizá junto con los antibióticos uno de los medicamentos que mas vidas ha salvado en el mundo en los últimos años, sobre todo en el caso de los países en vías de desarrollo como México.

El vida suero oral se ha venido estudiando y mejorando desde principios de los años 60´s, durante estos años su formula y composición ha venido sufriendo pequeños cambios. A finales de los años 70 la OMS y la UNICEF establecen la composición del Vida Suero Oral, así como la forma correcta de administrarlo (Terapia de rehidratación oral)

¿Para qué sirve el Vida Suero Oral?

El Vida Suero Oral es la piedra angular en el tratamiento de cualquier Diarrea, sea cual sea la causa. Hay que recordar que la mayoría de las diarreas sin importar la causa se auto-limitan, es decir se curan solas, lo importante es mantener hidratado al paciente mientras esta dura.

El Vida Suero Oral puede tener 2 finalidades, la principal es prevenir la deshidratación y la segunda es tratarla es decir Re-hidratar al paciente.

Recordemos que el Vida Suero Oral es un medicamento y hay que manejarlo como tal. Si bien su principal función esta en relación a la hidratación del paciente, por su composición  también disminuye la cantidad de evacuaciones y el vomito.

¿Cómo se prepara el Vida Suero Oral?

Si bien al reverso del sobre vienen las instrucciones de preparación no está de más recordarles que el contenido del sobre esta diseñado para disolverse justo en 1 litro de agua apta para beber limpia o hervida, no se disuelve ni en mas ni en menos para que su función sea la adecuada. No se le agrega ninguna otra sustancia para cambiar su sabor como  azúcar, limón, Kool-aid, etc.  Una vez preparado dura 24 horas, lo que no se haya consumido en ese periodo debe desecharse.

¿Cómo se da el Vida suero Oral?

Dependiendo del grado de deshidratación será la forma de utilizarlo, para fines prácticos si el paciente está o no deshidratado.

Sin deshidratación: se ofrece a libre demanda, a sorbos o tragos pequeños, si  se bebe a grandes tragos o cantidades el mismo sabor salado puede provocar nauseas y vomito. En lactantes se ofrece a cucharaditas o con una jeringa,  no  en biberón o mamila.  Después de cada evacuación o vomito en menores de 1 año se otorgan 75 ml o media taza y en mayores de 1 año 150 ml o una taza de la misma manera.  El niño o paciente que no está deshidratado en ocasiones no acepta bien el Vida Suero Oral por su sabor salado,  hay que insistir de igual manera.

Con deshidratación: En el paciente deshidratado se otorga lo que se denomina Plan B de hidratación oral, el paciente deshidratado debe recibir el Vida Suero Oral bajo supervisión de personal de Salud médico o enfermeras calificados y el paciente se mantiene en vigilancia hasta que desaparece la deshidratación.

El plan B de hidratación oral  consiste en administrar un total de 100 ml de VSO por cada kg de peso en un periodo de 4 horas, es decir que cada hora el paciente beberá 25 ml de VSO por cada kg de peso. Normalmente dividimos la cantidad a  beber cada media hora para llevar un mejor control  de la ingesta.

Supongamos que un paciente pesa 15 kg. 15(kg)x100(ml)=1500 ml. Es la cantidad a beber en un periodo de 4 horas. Si esto lo dividimos para cada media hora 1500 ml / 8 = 187.5 ml cada 30 minutos, esta cantidad incluso se puede ir aumentando de acuerdo a la demanda del paciente.  En el caso de que el paciente presente vomito se deja descansar 10 minutos y se reinicia la ingesta, vuelve a vomitar vuelve a descansar 10 minutos y reinicia, si el vomito persiste se prefiere la instalación de una gastroclisis lo cual es una sonda que se introduce por la nariz o por la boca de acuerdo a la edad del paciente y por ahí se administra el Vida Suero Oral. En la mayoría de los pacientes con vomito si se administra correctamente el Vida Suero Oral el vomito desaparecerá, rara vez es necesaria la instalación de gastroclisis.

A medida que la hidratación progresa puede haber disminución progresiva de la sed,  por lo que pudiera disminuir la ingesta de VSO.  Las primeras 4 horas deberán estar dedicadas a la hidratación oral e inmediatamente después de que se ha logrado la hidratación, introducir los alimentos que acostumbraba comer el niño, antes de la diarrea.

Normalmente 4 horas son suficientes para rehidratar a la mayoría de los pacientes pero este periodo se puede prolongar hasta por 8 horas, si después de 8 horas el paciente persiste con deshidratación, si tiene vómitos persistentes a pesar de gastroclisis o distensión abdominal se deberá optar por la hidratación intravenosa.

¿Puedo dar las Sales de rehidratación oral de farmacia?

Si, en  farmacia podemos encontrar infinidad de marcas comerciales de Sales de Rehidratación Oral, las cuales ya vienen disueltas y listas para administrarse por vía oral añadiendo un poco de sabor, entre las más famosas tenemos Pedilyte y Electrolit  pediátrico entre otras, las cuales deberían ser igual de efectivas que el Vida Suero Oral. De igual manera no hay que diluirlas ni agregar otras sustancias.

¿Puedo dar Gatorade o bebidas rehidratantes para deportistas?

No,  estas bebidas no están diseñadas para rehidratar al paciente con diarrea y por el contrario podrían aumentar las evacuaciones. Infinidad de veces se ve entrar al consultorio al niño con diarrea con su Gatorade en la mano y los papás encantados porque ya está tomando Gatorade para prevenir la deshidratación. No se recomiendan estas bebidas ni bebidas azucaradas ya que su alta osmolaridad puede provocar el aumento de la diarrea y por ende la deshidratación.

¿Puedo dar soluciones a base de arroz (Atole de Arroz)?

Si, las soluciones a base de arroz han mostrado efectividad en la reducción  rápida del gasto fecal y permite su hidratación.  La solución se prepara con 50 gramos de harina de arroz comercial en un litro de agua, sometidos a cocción durante diez minutos y reaforando a un litro con agua para reponer la evaporada durante el cocimiento. Si el niño está deshidratado primero hay que hidratarlo con vida suero oral y posteriormente ofrecer el atole de arroz.

Cuando determinar Niveles de Colesterol en Niños y Adolescentes (AAP)

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda la prueba de colesterol para los siguientes grupos de niños:

  • Aquellos cuyos padres o abuelos han tenido ataques al corazón o han sido diagnosticados con arterias bloqueadas o enfermedad que afecta los vasos sanguíneos, tales como derrame cerebral, a los 55 años o antes en los hombres, o 65 o más temprano en las mujeres
  • Aquellos cuyos padres o abuelos tienen niveles totales de colesterol de 240 mg / dL o más.
  • Aquellos cuyos antecedentes familiares de salud no se conoce (por ejemplo, niños adoptados), o aquellos que tienen características asociadas con enfermedad cardíaca, como hipertensión arterial, diabetes, tabaquismo u obesidad.

Para los niños en estas categorías, la primera prueba de colesterol debe ser después de los 2 años pero no después  de los 10 años de edad.niño obeso

Un niño puede tener el colesterol alto por una variedad de razones tales como la obesidad, diabetes, enfermedad hepática, enfermedad renal, o el hipotiroidismo. Si una prueba inicial muestra el colesterol alto, el pediatra comprobará la sangre de su hijo de nuevo por lo menos 2 semanas más tarde para confirmar los resultados. Si todavía es alta, el médico también determinará si su hijo tiene una condición subyacente.

Un reciente informe del gobierno de EE.UU. indica que hay buena evidencia de que los niños con problemas de colesterol se convierten en adultos con colesterol alto. Por lo tanto, es importante controlar el colesterol de los niños que pueden tener un mayor riesgo de niveles elevados de colesterol.

Niveles de colesterol en niños y adolescentes

Colesterol Total * Lipoproteinas de baja densidad (LDL)*
Aceptable <170 <110
Limite 170-199 110-129
Elevado >200 >130

* mg/dl

La importancia de la Vitamina A

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La vitamina A tiene múltiples funciones en el organismo, mantiene el funcionamiento y crecimiento celular, mantiene la integridad de la piel, mucosas y epitelios, ayuda en la función de la vista, se involucra en la producción de glóbulos rojos, la inmunidad y reproducción y la lactancia.

Las diferentes formas de la vitamina A incluyen Beta carotenos que se encuentran frutas y  vegetales, y vitamina A preformada (retinol, acido retinoico) en productos de origen animal. La vitamina A es un nutriente esencial que no puede ser sintetizado, por lo tanto debe ser consumido a través de la dieta.

Las cantidades de vitamina A contenidas en los alimentos como frutas y verduras son pequeñas, por lo que resulta difícil para un niño alcanzar los requerimientos diarios de Vitamina A consumiendo solo frutas y verduras. Asi los niños en hogares donde es difícil conseguir productos de origen animal como huevos y productos lácteos, tendrán la mayoría de las veces deficiencia de vitamina A.

La deficiencia de vitamina A predispone a enfermedades como Diarrea y enfermedades respiratorias, si a esto le sumamos que estos pacientes con deficiencia de vitamina A también cursan en la mayoría de las veces con desnutrición, esto lleva a un gran número de muertes en la infancia, principalmente en países en vías de desarrollo.

En una publicación de la revista British Medical Journal de Agosto del 2011 se incluyeron 17 estudios con 194,483 pacientes pediátricos menores de 5 años, donde se encontró que la suplementación con vitamina A redujo la mortalidad sobre todas las causas en un 24%, un 28% en casos de diarrea. Reduce la incidencia de casos de diarrea y rubeola, reduce la prevalencia de problemas de visión.

La vitamina A proviene de fuentes animales como huevos, carne, leche, queso, crema, el hígado, riñón y el aceite de hígado de bacalao (la mayoría de ellos también ricos en grasas saturadas y colesterol)

Las fuentes de betacaroteno: frutas color naranja y amarillo brillante como el melón, la toronja y duraznos. Los vegetales como las zanahorias, calabaza, camote, el brócoli, la espinaca y la mayoría de las hortalizas de hoja verde.

Una adecuada ingesta de vitamina puede reducir la presencia de enfermedades como diarrea e infecciones respiratorias y su mortalidad asociada, si un niño no esta consumiendo la cantidad suficiente de vitamina A de su dieta, este debería recibir un suplemento de Vitamina A, esto es recomendado sobre todo en niños de países en vías de desarrollo donde la mortalidad por enfermedades diarreicas y respiratorias es elevada

La lactancia materna beneficia el sistema inmune de su bebé

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La leche materna proporciona casi todas las proteínas, el azúcar y la grasa que su bebé necesita para estar saludable, y también contiene muchas sustancias que benefician al sistema inmune de su bebé, incluyendo los anticuerpos, factores inmunitarios, las enzimas y las células blancas de la sangre. Estas sustancias protegen al bebé contra una amplia variedad de enfermedades e infecciones, no sólo mientras se está amamantando, también mucho tiempo después de haber sido destetado. La fórmula no puede ofrecer esta protección.

Si le da un resfriado durante la lactancia, por ejemplo, es probable que pase los gérmenes del resfriado  a su bebé, pero los anticuerpos que su cuerpo produce para combatir ese resfriado también se transmite a través de la leche. Estos anticuerpos ayudarán a su bebé combatir a los gérmenes del resfriado con rapidez y eficacia y, posiblemente, evitar el desarrollo del resfriado por completo.

Esta defensa contra las enfermedades que tienen los bebés amamantados disminuye significativamente las probabilidades de sufrir de infecciones de oído, vómitos, diarrea, neumonía, infecciones del tracto urinario, o ciertos tipos de meningitis. Los bebés menores de 1 año de edad quienes reciben lactancia materna exclusiva al menos los primeros cuatro meses, por ejemplo, son menos propensos a ser hospitalizados por una infección del tracto respiratorio inferior, tales como el crup,  bronquiolitis o  neumonía, comparados con los que se alimentan con formulas.

Todos los humanos tienen un gran número de bacterias que normalmente viven en sus intestinos. Algunas de las bacterias desempeñan funciones saludables, y algunos pueden causar enfermedades como la diarrea. La leche materna estimula el crecimiento de las bacterias sanas en el tracto intestinal de los bebés amamantados. Esto se logra mediante la promoción de un ambiente saludable en general y, en parte, a través de sustancias llamadas prebióticos, que se encuentran en la leche humana. Dado que la leche materna estimula el crecimiento de estos “amigos” de cepas de bacterias, otras bacterias como la E. coli, que tienen más probabilidades de causar enfermedad, se inhibe su crecimiento, multiplicación y fijación a la pared del intestino, donde  puede causar la infección. Se ha comprobado que niños alimentados con fórmula tienen tasas mucho más altas de enfermedades diarreicas que pueden requerir visitas al médico o a veces al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa.
Lactancia materna y las alergias

La lactancia materna es recomendable por muchas razones. Con respecto a la prevención de alergias, existe alguna evidencia de que la lactancia materna protege a los bebés nacidos a las familias con un historial de alergias, en comparación con aquellos bebés que son alimentados con fórmula a base de leche de una vaca estándar o una fórmula de soya. En estas familias “en riesgo”, los bebés amamantados por lo general tenían un menor riesgo de alergia a la leche, la dermatitis atópica y asma a edades tempranas, si es que fueron exclusivamente amamantados durante al menos cuatro meses. Se presume que los componentes inmunológicos de la leche materna protegen contra esas enfermedades alérgicas. A pesar de los beneficios a largo plazo de la lactancia materna sobre las alergias sigue sin estar claro y los estudios no han evaluado cuidadosamente el impacto en las familias sin antecedentes de alergia, la lactancia materna exclusiva se recomienda como la alimentación de elección para todos los niños.
Otras Enfermedades

La transferencia de los anticuerpos de la leche humana y otras sustancias inmunológicas también pueden explicar por qué los niños que se amamantan durante más de seis meses son menos propensos a desarrollar leucemia y  linfomas comparados con los que reciben leche de fórmula. Además, los estudios han demostrado una reducción del 36% (algunos estudios muestran que esta reducción puede ser tan alta como 50%) en el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante en los bebés que se alimentan con seno materno en comparación con los que no. Investigaciones recientes indican incluso que los niños amamantados tienen menos probabilidades de ser obesos en la adolescencia y la adultez. También son menos vulnerables a desarrollar diabetes tipo 1 y tipo 2.

Mi niño no come nada

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Constantemente  las madres acuden a consulta argumentando “Mi niño no comenada”, uno voltea a ver al niño y la mayoría de las veces si es un niño bebé de brazos se podrá ver una cara regordeta  y sonrosada, o si es un niño que ya camina se podrá observar un niño que parece bala, que va de arriba a abajo del consultorio.

Entonces viene la pregunta ¿Cómo es posible que si no come “nada” luzca tan regordete o tenga tanta energía?, uno vuelve a preguntar ¿Segura que no come “Nada”? y la madre repite con toda seguridad “NADA doctor”

mi niño no come

¿Qué tanto es Nada?

Primero tendríamos que definir ¿qué es para la madre o la abuela en algunos casos, no comer “nada”? porque he visto niños que pesan 18 kilos cuando el peso esperado para su edad era de 12 kg, y la mamá y la abuela afirmaban que no comía nada, entonces yo no entendía por qué tenía 6 kg de mas.  Cuando se interrogaron los hábitos alimenticios en este bebé mayor de un año resulta que se bebía unos 8 biberones de 8 oz al día, casi 2 litros de leche, y todavía pretendían que el pobre niño tuviera espacio y apetito para la comida. Entonces no es que el niño no comiera nada, claro que comía y bastante, “comía” pura leche pero ese era su alimento que por cierto lo mantenía con sobrepeso.

Después de escuchar tantas veces el argumento “mi niño no come nada” en la consulta podríamos decir que para las mamás la palabra “nada” podría ser sustituida por no come “lo que yo quiero que coma”, no come “la cantidad que yo quiero que coma”, no come “la cantidad que comía antes”,  no come “lo que no le gusta”, no come nada “solo X alimento”, no come nada “solo toma leche”, etc., etc.

Cabe señalar que las necesidades calóricas y alimenticias van cambiando en las diferentes edades pediátricas, así un bebé en los primeros meses de vida donde puede subir hasta un kilo de peso cada mes puede llegar a consumir más calorías que un bebé de 12 meses donde su crecimiento y ganancia de peso se estaciona un poco de manera natural,  lo mismo sucede  alrededor de los 3 a 5 años.

Por lo tanto un niño a los 12 meses o a los 3 años que disminuye naturalmente su curva de crecimiento, de igual manera va disminuir su necesidad calórica y por consecuente su ingesta de alimentos, así puede que con apenas una pequeña porción de alimento tenga la energía suficiente para andar activo todo el día y  mantener su curva de crecimiento en la normalidad.

La naturaleza es sabia, aunque a veces pensemos que nosotros los humanos podemos ser más sabios que la misma naturaleza por ejemplo al intentar alimentar a nuestros bebés con leche de vaca en lugar de leche humana al seno materno. Entonces un bebé que no sabe ni le importa cuento pesa o mide, tiene pocas preocupaciones o ninguna que le quiten el hambre, conoce pocos sabores, si come poco o simplemente no quiere comer un alimento determinado lo más seguro es porque su organismo no lo necesita o porque ya ha consumido las calorías que necesita para estar bien.

 ¿Y por qué come poco?

Hay muchas situaciones que puede llevar a un niño a tener una ingesta disminuida de alimentos, pero hasta el momento no he conocido a ningún niño ni a ninguna persona que no coma “nada” y sobre todo como lo refieren las madres donde al menos lo refieren de 2 a 4 semanas o más, ya que eso es incompatible con la vida.

Lo más frecuente es que estos niños estén alrededor de  la edad de los 12 meses, o entre los 3 a los 5 años y por lo tanto sea una causa natural por la que su apetito disminuye coincidentemente con la disminución en la velocidad con que crecen y ganan peso, esto lógicamente se resuelve al sobrepasar estas edades donde la curva de crecimiento se vuelve a disparar y por lo tanto las necesidades calóricas vuelven a aumentar.

Los bebés y niños buscan instintivamente una fuente de energía, alimentos que les proporciones calorías para llevar a cabo las funciones básicas de su organismo y secundariamente tener un desarrollo y crecimiento adecuado, va a depender de nosotros que alimentos pongamos a su disposición.

Es frecuente escuchar en consulta “doctor es que el niño solo me quiere comer huevo (por ejemplo), no come otra cosa”, y uno le dice a la madre que su niño solo come huevo porque ella solo le da huevo, la madre inmediatamente responde “no doctor, también le ofrezco verduras y nada, frutas y otros alimentos y no los quiere, entonces tengo que hacerle su huevo para que coma, porque como va a andar con su estomaguito vacío”, Por supuesto que el niño como cualquier persona si le dan a elegir va a escoger lo que más le gusta, entonces su hijo ya aprendió que si no se come las verduras o la comida que no le gusta, posteriormente le van a dar algo que si le gusta, es como si llegáramos a un restaurant a la carta, vamos a elegir lo que más nos gusta de él.

Es natural que cuando los niños están enfermos y sobre todo cursan con fiebre se les vaya el apetito, pero normalmente tendrían que aceptar adecuadamente los líquidos, por lo que hay insistir con su alimentación preparando los alimentos que más les gusten aunque no necesariamente sean los más nutritivos ya que esto será temporal, y ofrecer mayor cantidad de líquidos en su dieta.

No es adecuado hacer comparación entre niños, frecuentemente las madres los comparan con los niños de su salón, o con el del vecino, “es que fíjese doctor que tiene unos compañeritos que están bien grandotes y yo veo muy flaquito a mi hijo a lado de ellos” o “es que tiene un primito que come muy bien, se acaba todo”. Recordemos que actualmente México ocupa el primer lugar en obesidad infantil, si nuestro hijo tiene un peso y talla normal a  lado delos niños con sobre-peso podrá lucir delgado, pero nuestro hijo está bien, los que están mal son los demás. La única comparación valida será la del pediatra para ver en que percentila está o para ver si está dentro de la curva normal de crecimiento, aun así, si la mamá mide 1.50 mts y pesa 45 kg y el papá mide 1.60 mts y pesa 54 kg no esperemos que ese niño vaya a ser muy grande.

Los  estimulantes del apetito: este tipo de medicamentos pocas veces  tiene una indicación médica, estarían reservados para aquellos niños con pobre apetito pero que tienen un peso y talla baja, es decir un grado de desnutrición, el tomar un estimulante del apetito no quiere decir que un niño ya vaya a comer frutas, verduras y carnes, la otra vez acudió a consulta una señora con su niño de 2 años que estaba sobrepasado unos 4 kilos de su peso, que su hijo no comía nada, pero se bebía casi 1.5 lts de leche al día, solicitaba un estimulante del apetito para que su hijo comiera, le explique que su hijo no necesitaba un estimulante del apetito, lo único que íbamos a lograr con el estimulante del apetito era que en lugar de beber 1.5 litros de leche al día iba a aumentar a 2 litros de leche al día y seguir acumulando kilos de sopbre-peso.

 

Puntos claves:

  • Los niños deben comer para satisfacer su apetito y necesidades, no para satisfacer las expectativas de los padres
  • Ofrece a tu hijo alimentos saludables.
  • Vigila que la cantidad de leche que ingiere no sea demasiada para su edad
  • No sustituyas los alimentos por los que más le gustan, si no pronto  su dieta constará de un solo alimento
  • Nunca lo obligues a comer. Puedes insistirle un poco pero nunca obligarlo
  • Haga de la hora de la comida un momento placentero para él y toda la familia
  • Acude  regularmente con tu pediatra para ver que lleve una curva de crecimiento adecuada
  • Tu hijo puede comer poco, pero así sea que coma una galleta al día con esa galleta él juega, corre, ríe, hace travesuras, etc., etc. no te preocupes, tu hijo está bien.
  • Si además que no come tu hijo luce pálido, ha perdido peso, esta ojeroso, no juega, no corre, no ríe, cuidado tu hijo puede estar enfermo y debes acudir con tu pediatra.

Recomendaciones sobre ablactación

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Patrón de ablactaclón recomendado

Edad Alimento Selección y preparación Frecuencia
0-4 o  6 meses(0-17 ó 25 semanas) Leche humana y/o fórmulas lácteas El número de tomas y cantidad por toma, de acuerdo con el desarrollo
A partir de los 4 ó 6 (semana 18 ó 27) Frutas (pera, manzana, durazno, plátano, papaya, mango, ciruela) Purés de frutas frescas y de verduras cocidas; rallados con cuchara Al inicio, 1 vez al día por 3 ó 4 díasDespués 1-2 veces al día
Verduras (calabacita, chayote, zanahoria, chicharo) Tubérculos (papa, camote) Cereales cocidos(arroz, avena, maíz) Cocidos y en purés Al inicio, 1 vez al día por 3 ó 4 díasDespués 2-3 veces al día
A partir de los 6 a 7 meses Leguminosas (fríjol, haba, lenteja) carnes (pollo, pavo, ternera, res) y yema de huevo, tortilla. Demás verduras y frutas Cocidos y colados Al inicio, 1 vez al día por 3 ó 4 díasDespués 1-2 veces al día
A partir de 8 a 12 meses  Derivados de trigo (pan, galletas huevo entero y pescado. Picados y en trocitos Al inicio, 1 vez al día por 3 ó 4 díasDespués 1-2 veces al día
Después de los 12 meses Incorporación a la dieta familiar

*evitar el consumo de los siguientes alimentos hasta después del año de edad: Leche entera de vaca y derivados, oleaginosas (semillas como cacahuate, nuez, pistache), moras (fresa, zarzamora). kiwi, mariscos, chocolate, condimentos, aditivos y chile.

Recomendaciones para aumentar el valor de los alimentos

  • Las verduras se deben poner a cocer una vez que el agua esté en ebullición, para evitar la pérdida de vitaminas hidrosolubles. También se recomienda utilizar el caldo de cocimiento o el cocimiento al vapor.
  • Los alimentos fritos, capeados y empanizados, no obstante se les retire el exceso de grasa, absorben la mayor cantidad de ésta por lo que debe recurrirse a ellos sólo por excepción.
  • Se recomiendan las preparaciones que contengan cereales y leguminosas, pues de esta forma se aumenta el valor de  la proteína que contienen ambos grupos.
  • Una práctica común es dar el caldo de las leguminosas, lo cual no debe hacerse porque contiene azúcares que causan meteorismo, distensión abdominal y cólicos. Para evitarlo debe desecharse el agua de remojo y del primer cocimiento y sólo ofrecer la leguminosa.
  • El niño puede recibir alimentos condimentados después que se incorpora a la dieta familiar. Estos aditivos deben agregarse en pequeñas cantidades para potenciar el sabor de los alimentos y evitar crear tolerancia, que a la larga condiciona a consumirlos en grandes cantidades.

 

Recomendaciones para una correcta ablactación

  • Nunca deberá alimentarse al niño en posición acostada. Se recomienda hacerla semisentado o sentado.
  • No utilizar biberones con émbolos inyectores debido a que alteran el ritmo de deglución.
  • Dar los alimentos por separado, para favorecer la identificación del sabor, textura, color, etc. Ofrecer primero el alimento semisólido o sólido y después la leche.
  • No agregar otro alimento ala leche que se da en el biberón
  • Cuando se introduzcan liquidos diferentes a la leche darlos en taza.
  • El inicio de la alimentación con productos de mayor consistencia dependerá de la función de los dientes. Para pasar de alimentos en puré a picados se requerirá que al niño le hayan brotado, cuando menos, cuatro piezas dentarias (dos superiores y dos inferiores).
  • El Inicio de la alimentación con productos dulces conviene hacerlo con alimentos naturales.
  • Promover que la presentación de los alimentos sea atractiva para incitarlo a comérselos y no a rechazarlos.
  • Es importante identificar las señales de saciedad de cada niño y no forzarlo a la ingestión extra de alimentos no deseados. La alimentación debe satisfacer el apetito del niño, no las expectativas de la madre.
  • Los niños requieren raciones pequeñas de alimento varias veces al día.
  • Los horarios de alimentación deben establecerse para satisfacer las necesidades del niño. A partir de los seis meses de edad tres comidas principales con un Intervalo de cuatro horas entre una y otra, y dos colaciones.
  • Favorecer la autoalimentación con la mano y después con utensilios, a partir del año de edad.
  • No castigar o premiar al niño dándole o restringiéndole el consumo de alimentos favorece malos hábitos de alimentación.

Recomendaciones de Academia Americana de Pediatria para tratar Niños obesos

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Obesidad infantil

A continuacion cito las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatria (AAP) para la prevención y tratamiento de la Obesidad en Niños.
La Academia  recomienda las siguientes acciones en  su práctica clínica.

Evaluar:

  • Historia completa, incluyendo antecedentes familiares, alimentación y actividad física con todo el comportamiento de los pacientes (incluyendo el tiempo frente a una  pantalla (televisión, computadora), las bebidas azucaradas, comidas  fuera de casa y consumo de  frutas y verduras)
  • Para cada paciente, considerar el riesgo de los pacientes en virtud de sus antecedentes familiares, el patrón del aumento en su peso y talla, factores socioeconómicos, étnicos, culturales, y/o factores ambientales.
  • A partir de los 2 años de edad, calcular y trazar índice de masa corporal para todos los pacientes sobre una base anual.

 

Prevenir y tratar:

  • La prevención se debe realizar en  todos los pacientes y debe incluir la promoción y apoyo a la lactancia materna, comidas familiares en casa, limitar el tiempo frente a una pantalla, actividad física regular y un seguimiento anual de su índice de masa corporal.
  • Prevención especial   para niños entre las  percentiles 85a – 94a del Indice de masa corporal. En concreto consumir 5 porciones de frutas y vegetales al día, 2 horas o menos tiempo frente a una pantalla, una hora o más de actividad física y cero bebidas azucaradas. discutir la importancia de la hora de la comida en casa, limitar comidas fuera, consumir un desayuno saludable, preparar sus propios alimentos, y la promoción de la lactancia materna.
  • El Control de Peso se utiliza si la prevención no ha sido eficaz y el IMC está entre la percentil 95 – 98. Esto implica un seguimiento mas frecuente y estricto, una  dieta  y planes de ejercicio por escrito.
  • la intervención de un equipo multidisciplinario  se requiere  cuando 3 – 6 meses de control de peso estructurado no ha logrado alcanzar los objetivos. Este enfoque combina visitas más frecuentes con un médico y un nutriólogo y también podría incluir un especialistas en educación fisica.
  • La Intervención de tercer nivel de atención es para pacientes con IMC en percentil 99 o superior y con comorbilidades asociadas o para los que el control de peso estructurado y la intervención multidisciplinaria integral no fueron efectivos. Este enfoque consiste en todo lo que está contenido en las intervenciones anteriores más la consideración de tratamientos más agresivos, incluyendo suplementos alimenticios,  farmacoterapia y la cirugía bariátrica en adolescentes seleccionados.

 

Nota: La información anterior es a partir de las recomendaciones de la  AAP Policy Statement: Prevention of Pediatric Overweight and Obesity y la  AAP endorsed Expert Committee Recommendations Regarding the Prevention, Assessment, and Treatment of Child and Adolescent Overweight and Obesity.