RSS
 

Posts Tagged ‘como hacer repetir a mi bebe’

Sacando el Aire

10 oct

¿Alguno de ustedes ha vivido la experiencia de sacarle el aire a un bebé?

Además del pequeño batidero en la toallita estratégicamente situada en nuestros hombros, siempre nos quedamos con la duda ¿cuánto tiempo es suficiente? ¿le tengo que dar palmaditas en su espalda hasta que eructe?… ¡¿y si no eructa?!

Algunos padres también se han cuestionado sobre la importancia de sacarle o no sacarle el aire a sus bebés… ¡todos unos “Hamlet” modernos!

Tal y como comentamos en una Chiqui-Nota previa, el estómago del bebé no solamente se llena con alimento… en este caso, leche… sino también con cierta cantidad de aire. Una pequeña cantidad es normal y esperada, la cual se moviliza sin problema con unas cuantas palmaditas (1 minuto) en la espalda de nuestro bebé.

Al escribir “se moviliza” me refiero a que el bebé no necesariamente necesita eructar para movilizar el aire de su estómago. El aire se puede movilizar al intestino y después salir, sobre todo si tenemos la costumbre de consentir a nuestros bebés con masajes en su pancita (en sentido de las manecillas del reloj y de manera circular, así como doblar sus piernas hacia el pecho).  Recuerden que los masajes de este tipo no se recomiendan después de comer, sino una hora antes de su siguiente toma, al despertar o bien, en la noche después del baño. Se pueden ayudar de aceite de almendras dulces o aceite de coco para dar el masaje. Eviten aceites minerales (obstruyen los poros).

Un bebé sin exceso de aire en su pancita es un bebé que comerá mejor en cantidad y en quien disminuirá, de manera notable, la presencia de los temidos cólicos.  Finalmente, los cólicos se presentan por un exceso de aire que ocasiona que la pared intestinal se distienda, causando dolor.

Para evitar que nuestro bebé trague más aire del esperado es importante tomar en consideración lo siguiente:

-          Tener al bebé en una posición correcta para alimentarlo.

-          Sacarle el aire entre pecho y pecho. Es decir, procurar que el bebé succione de manera activa durante 10 a 15 minutos de un pecho. Separarlo para sacarle el aire y después, ofrecer el otro pecho por el mismo periodo de tiempo.

-          Procurar que el chupón del biberón sea cubierto por la boca de nuestro bebé. Si son muy gruesos para su boca, dejará espacios por donde invariablemente entrará el aire.

-          Estar atentos de que el bebé esté tomando leche y ¡no aire! ¡Ojo papás!

-          No caer en la tentación de hacer más grande el hoyito del chupón del biberón. Esto puede hacer que la leche salga en abundancia, corriendo el riesgo de atragantamiento en el bebé.  El tamaño del hoyito del chupón de la mamila varía entre marcas y para la edad para la que están diseñados. Si tu bebé está comiendo muy rápido (casi con ansiedad) y succiona vigorosamente, puede ser que el tamaño del hoyito de su biberón sea insuficiente. En tal caso, adquiere un chupón con un orificio más grande (algunos vienen en número de gotas: revisa el empaque).

-          El refrán “en gustos se rompen géneros”  aplica igual para los biberones de los bebés. Cada niño se acopla a un biberón diferente. Es cuestión de probar: Avent, Pigeon, Dr.Brown, etc.

-          Las abuelas tenían razón: el té de hierbabuena es bueno para la pancita. Si estás lactando, te recomendamos que tomes té de hierbabuena para evitar cólicos en tu bebé. Si le estás ofreciendo fórmula, puedes prepararle la leche con agua de hierbabuena. Para evitar que se estriña por esta medida, podrías ofrecérsela de manera alternada, es decir, en una toma sí, en otra toma no. Evita darle tés a tu bebé SIN LECHE. Recuerda que hasta los 6 meses, no necesita tomar otra cosa.

Esperamos que esta información te sea de utilidad. Nos dará enorme dicha conocer tus comentarios y consejos.

Esta página es para compartir entre padres y médicos nuestras experiencias por el bien de nuestros retoños :D .

¡Buen fin de semana!