RSS
 

Una técnica para que tu bebé duerma toda la noche

14 oct

¿Desesperad@ y exhaust@ porque tu bebé no se duerme toda la noche?

¿Llora y llora hasta que por fin, ante el caos y desesperación, lo cargas y lo metes en tu cama?

¿Ya hasta estás cayendo en la tentación de darle medicamentos para que SE DUERMA y DEJE DORMIR?

Cuando te ves al espejo (¡esas ojeras no se ven muy bonitas!) y te preguntas: ¿por qué el bebé del vecino duerme toda la noche y el mío no? ¿Qué estoy haciendo mal?

 

¿Identificad@

Al igual que tú, muchos padres pasan por los mismos retos. Pero ¿cómo le han hecho para salir airosos de esa situación? ¿Cómo han logrado que su hijo duerma toda la noche en su cama? ¿Pero sobretodo, cómo no han muerto en el intento?

Primero tenemos que recordar que para tu bebé lo más importante eres tú y lo último que quiere hacer en la vida es alejarse de ti. Nuestros bebés desean TODA nuestra ATENCIÓN TODO el TIEMPO. Y ten por seguro que la buscarán por las buenas o por las no tan buenas.  Ahora, por el bien de nuestros hijos y por nuestro bien como personas, pareja y profesionistas, no podemos darles toda la atención todo el tiempo. Lo que sí podemos darles es nuestro interés y la seguridad de que siempre estaremos para ellos con todo el apoyo y amor que somos capaces de dar.

La técnica que les sugeriré a continuación promueve darle la seguridad a nuestro pequeño de que no está solo y desprotegido y al mismo tiempo, que aprenda que no todo el tiempo debe recibir toda la atención.

La noche es para dormir. La mañana es para tener atención y jugar, aprender y conocer.

Para establecer esta técnica es importante establecer horarios de alimentación. Si nuestro bebé y el cuerpo de nuestro bebé tienen un horario interno, no habrá angustia por comer y no se levantará a la mitad de la noche por hambre. El siguiente paso es establecer una rutina de sueño o rutina para ir a dormir, como describimos en la Chiqui-Nota “Higiene del Sueño. Parte 2”.

Terminada la rutina del sueño o la rutina para ir a dormir, la pones en la cuna. Una vez en la cuna, ya no se vale sacar nuevamente a tu bebé. Puedes cantarle una cancioncita relajada, si quieres, y le dices con voz firme y dulce –“Hij@ (su nombre) es hora de dormir. Voy a estar cerca de ti pero tienes que dormir”. Y después de eso: SILENCIO. Ya no le hables, ni le cantes. Los únicos sonidos que te sugiero son: shshshshsh o aaaaaaa o algún otro sonido tranquilizador, pero nada más. Evita el contacto visual con tu bebé. En lugar de ver a sus ojos, deposita tu mirada en el puente de su nariz o en su frente.  Y te vas. No tienes que esperarte a que se quede dormid@. Como padre es importante que le des a tus hijos las herramientas para ser personas amorosas consigo mismas y que sepan auto-consolarse. Seguramente, en cuanto la pongas en su cuna, va empezar la gritadera, la lloradera o a tratar de salirse de la cuna, etc. Aún así, tienes que salir del cuarto. De esta manera, tu bebé comprenderá que ese comportamiento no es aceptable y que si lo hace, no recibirá atención. Calmarlo, decirle, o aún peor, gritarle para que se calle, volverlo a cargar para arrullarlo, meterlo a tu cama lo único que está haciendo es enviarle la información de que está bien que haga lo que está haciendo; que si sigue así, recibirá atención. Y aquí la clave es SER PACIENTE y RESISTIR la tentación de ceder ante sus llantos.

En este punto, cabe mencionar que vale la pena tengas un monitor con video para observar a tu bebé cuando estés fuera del cuarto. Este pequeño aparatito te dará enorme tranquilidad y contendrá con mayor facilidad tu impulso de correr a consolarlo en cuanto llore.

Te quedas un minuto afuera del cuarto y regresas nuevamente. Te paras al lado de su cuna, con la mayor calma y paz de la que seas capaz (recuerda que tus emociones se las transmites a tu bebé) y te quedas un minuto ¡con reloj! Y te vuelves a ir. Esta vez esperarás fuera del cuarto el doble del tiempo que antes, es decir, dos minutos. Y nuevamente, entras al cuarto por un minuto (el tiempo dentro del cuarto no se modifica y es máximo 2 minutos) y te vuelves a ir. Te quedas fuera del cuarto el doble del tiempo que la vez pasada, es decir, cuatro minutos y vuelves a entrar al cuarto.

Cada vez que entres al cuarto aguántate las ganas de tocar o hablar con tu bebé.

Al estar cerca le das el mensaje de que no lo abandonas pero que es tiempo de dormir, no de llamar la atención.

Seguramente, cada vez que salgas del cuarto o aún estando dentro llorará MUCHÍSIMO.

Ármate de valor y sobretodo, de paciencia.

No eres un mal padre. ¡Todo lo contrario!

Esta técnica no es fácil porque en cuanto llora un bebé y más si es nuestro bebé, nos dan ganas de salir corriendo a revisarlo, a calmarlo, a llenarlo de besos.

Esta técnica necesita de mucho temple y confianza en que lo que estás haciendo es lo mejor para TODOS. Y por supuesto que tienes temple, digo, ¡tienes un hijo! Es solo cuestión de voluntad. Si tienes pareja, apóyate de tu pareja para no entrar en desesperación y querer entrar corriendo al cuarto de tu bebé. Jueguen un juego de mesa, lean juntos, tejan, jueguen “piedra-papel o tijera”, ¡qué sé yo! Todo lo necesario para que calmen su espíritu y esperen pacientemente el tiempo para entrar al cuarto.

Cierta es la frase de una gran mujer: LA PACIENCIA TODO LO ALCANZA. Y aquí no es la excepción.

Verán como después de 3 a 10 días su bebé estará durmiendo como lirón y lo mejor de todo, ¡ustedes también!

¡Pruébalo y cuéntanos cómo te fue! Si ya lo experimentaste, también ¡cuéntanos! Si tienes otra técnica, compártela. Todos los comentarios son bienvenidos

¡Hasta la próxima!

 
2 Comments

Posted in Pediatria

 

Tags: , , , , , , , ,

Leave a Reply

 

 
  1. Karla

    julio 11, 2012 at 11:06 pm

    Hola! Mi bebè de 2 años dormìa perfecto, pero desde hace casi un mes no quiere dormirse y despierta cada dos o tres horas en las noches. He tratado de seguir estos pasos al pie de la letra pero aprendiò a bajarse de su cuna y en cuanto salgo de su cuarto corre tras de mi. Què hago??? Llevamos asì casi un mes y ya no puedo con el cansancio! Gracias!

     
  2. Erika

    febrero 28, 2013 at 3:06 am

    hola, trate e probar esta tecnica pero no me ha ido muy bien ya qye mi bebe la ultima vez pasó llorado 55 minutos y no hubo forma de que se calmara. cuánto tiempo debe aguartar?