Escarlatina: una infección estreptocócica del grupo A

La escarlatina ocurre debido a una infección estreptocócica del grupo A. Si su hijo tiene dolor de garganta y sarpullido, el médico le puede hacer una prueba para detectar si es una infección estreptocócica. El tratamiento rápido con antibióticos puede proteger a su hijo de posibles complicaciones.

Medico pediatra revisando faringe a niñoLa escarlatina o fiebre escarlata es una infección bacteriana causada por un estreptococo (Streptococcus) del grupo A, que en la actualidad no es tan frecuente como lo era hace 100 años. Esta enfermedad afecta a un pequeño porcentaje de las personas que tienen infección estreptocócica de la garganta o, con menos frecuencia, a las que tienen infección estreptocócica de la piel. La escarlatina se puede tratar con antibióticos y por lo general es una enfermedad leve. Sin embargo, requiere de tratamiento para prevenir complicaciones poco frecuentes, pero graves. El tratamiento con antibióticos también ayuda a que los síntomas desaparezcan más rápido y disminuye el contagio a otras personas.

Aunque cualquier persona puede contraer la escarlatina, por lo general, afecta a niños de 5 a 12 años. El síntoma clásico de esta enfermedad no es la fiebre, sino un tipo de sarpullido rojo de textura áspera como la del papel de lija.

¿Cómo se contrae la escarlatina?

Las bacterias estreptocócicas del grupo A pueden vivir en la nariz y la garganta de las personas. Estas bacterias se propagan mediante el contacto con gotitas provenientes de la tos o el estornudo de una persona infectada. Si usted se toca la boca, la nariz o los ojos después de haber tocado algo con estas gotitas, se podría enfermar. Si comparte el vaso o plato con una persona enferma, también se podría enfermar. Además, es posible contraer la escarlatina al tocar las llagas de las infecciones estreptocócicas del grupo A en la piel.

Escarlatina: qué se puede esperar

Por lo general, la enfermedad comienza con fiebre y dolor de garganta. La persona también puede presentar escalofríos, vómitos y dolor en el abdomen. La lengua puede estar cubierta con una capa blancuzca y verse hinchada. Es posible que también tenga una apariencia aframbuesada o de fresa (roja y con puntitos). La garganta y las amígdalas pueden estar adoloridas y enrojecidas, y puede ser doloroso tragar.

Uno o dos días después de que comienza la enfermedad, aparece el típico sarpullido rojo (aunque el sarpullido puede presentarse antes que la enfermedad y hasta 7 días después). Cierto tipo de bacteria estafilocócica produce una toxina (veneno) que hace que aparezca en algunas personas el sarpullido, es decir la parte “escarlata” a la que hace referencia el nombre de la enfermedad. En un principio, el sarpullido puede aparecer en el cuello, las axilas y la ingle, y luego propagarse al resto del cuerpo. Por lo general, el sarpullido empieza como parches rojos planos y pequeños que poco a poco se convierten en bultos diminutos ásperos como el papel de lija.

Aunque las mejillas pueden tener un color rojizo, es posible que también se presente un área pálida alrededor de la boca. Los pliegues de la axila, el interior del codo y la ingle podrían presentar un color rojo más intenso que el del resto del cuerpo. Esto se conoce como líneas de Pastia. El sarpullido de la escarlatina por lo general desaparece en unos 7 días. Al hacerlo, se puede empezar a pelar la piel de la punta de los dedos de las manos y los pies y el área de la ingle. Esta descamación puede durar varias semanas.

Síntomas frecuentes de la escarlatina

  • Garganta muy enrojecida y adolorida
  • Fiebre (de 101 °F o más [38.3 °C o más])
  • Sarpullido rojo con textura de papel de lija
  • Piel de color rojo intenso en los pliegues de la axila, el codo y la ingle
  • Lengua o parte trasera de la garganta recubierta con una capa blancuzca
  • Lengua “aframbuesada” o “de fresa”
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Inflamación de los ganglios
  • Dolores en el cuerpo

La escarlatina se puede tratar con antibióticos. Debido a que otros virus o bacterias también pueden causar dolor de garganta, si su hijo se queja de dolor en esa parte del cuerpo, es importante pedirle al médico que le haga una prueba estreptocócica (una prueba sencilla en la que se toma una muestra de las secreciones de la garganta con un hisopo). Si el resultado es positivo —lo que quiere decir que su hijo está infectado con bacterias estreptocócicas del grupo A—, el pediatra recetará antibióticos para evitar posibles, pero raras complicaciones, aliviar los síntomas y prevenir un mayor contagio de la enfermedad.

Complicaciones de la escarlatina

Las complicaciones de la escarlatina pueden incluir:

  • Fiebre reumática (enfermedad inflamatoria que puede afectar al corazón, las articulaciones, la piel y el cerebro)
  • Enfermedad renal o de los riñones (inflamación de los riñones llamada glomerulonefritis posestreptocócica)
  • Infecciones de oído (otitis media)
  • Infecciones de la piel
  • Abscesos en la garganta
  • Neumonía (infección pulmonar o de los pulmones)
  • Artritis (inflamación de las articulaciones)

La mayoría de estas complicaciones se pueden prevenir mediante el tratamiento con antibióticos.

Prevenga las infecciones: lávese las manos

La mejor forma de evitar las infecciones es lavarse a menudo las manos y evitar compartir utensilios, ropa de cama, toallas u otros objetos de uso personal. Es de particular importancia que las personas con dolor de garganta se laven las manos con frecuencia. No hay una vacuna para prevenir la infección estreptocócica de la garganta ni la escarlatina. Los niños con escarlatina o infección estreptocócica de la garganta deben quedarse en casa y no ir a la escuela ni a la guardería por lo menos durante 24 horas después de haber comenzado los antibióticos.

Deja un comentario